Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Titulares | Imágenes
 
Página inicioFavoritos

La Crónica de Guadalajara
Lunes, 30 de marzo de 2015
Un servicio facilitado por:
 
Búsqueda avanzada
en en
   Portada Ciudad Deportes Provincia Región Sociedad Cultura Economía Reportajes Encuentros Opinión Hemeroteca Crónica
  Viajera 
Crónica
Negra

La objetividad ¿utopía o realidad?

Actualizado 7 agosto 2010 17:56  
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   ¿Algún error?   |   Enviar  |     

Podemos encontrar en el transcurso de nuestra vida personas que establecen la no existencia de la objetividad. Esto ocurre porque en ambientes periodísticos y culturales nos hacen creer que no existe.
 
En numerosas ocasiones nos encontramos que los medios de comunicación presumen de ser objetivos pero la mayoría entienden con eso una exactitud en el relato y no es así, basta con relatar la realidad.

Aunque se niegue la objetividad, muchos conocen lo que es por otros significados: honradez, independencia, profesionalidad. Es una actitud o cualidad profesional que cada uno sabe si la ha puesto en práctica o no. El querer hacer bien las cosas, entender la realidad y descubrirla de un modo adecuado y eficaz.

La objetividad es el rasgo de las ideas que las personas tienen sobre un hecho definido que las convierte en independientes de su modo concreto de pensar o de sentir, no influidas o contaminadas por sus pasiones, sentimientos, deseos o intereses. Esta independencia del modo concreto de pensar o sentir de la persona está vinculada con el concepto de veracidad.

La objetividad, al ser una actitud, requiere un esfuerzo para poder comprender la realidad y transmitirla de un modo más preciso, para impedir los objetivos y aspiraciones subjetivas de cada uno.

Esta actitud es el camino para llegar a la verdad, es decir, un esfuerzo por reflejarla de la manera más adecuada. La realidad es la exigencia primera de quien informa. Para que exista la objetividad hay que procurar la prevalencia de la realidad.

Tal y como mencionaba Luka Brajnovic “La objetividad es cuando la información parte de un conocimiento exacto y cierto, de una reflexión consciente y de una rectitud intachable de intenciones.”“En esto consiste la imparcialidad, o la absoluta objetividad”.

[1] Periodista, escritor y poeta croata afincado en España después de la Segunda Guerra Mundial, fue profesor de más de treinta generaciones de periodistas en la Universidad de Navarra y autor del primer manual de Deontología de la Información escrito en lengua castellana.
[1] La objetividad periodística: UTOPÍA Y REALIDAD, Javier Darío Restrepo.







La Crónica te aconseja...
 Otros artículos de Cartas
Ana González, sobre el acoso sexual a unas menores en un Instituto de Guadalajara
Juan Antonio de las Heras escribe sobre el parador de Molina
Carta abierta de Echániz sobre el convenio sanitario con Madrid
Feliz Día del Padre (también el separado)
La mondejana Carolina Hernández, sobre la Cumbre del Vino: “El vino infunde valor”
Yo no presumo de ciudad
Podemos modifica su hoja de ruta electoral
Entre pitos y flautas (de la Banda Provincial)
Carta abierta a Antonio Román
Cospedal, sobre el 112

Quienes Somos  /  Autores  /  Publicidad  /  Contactar  /  Aviso de privacidad  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales