Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Página inicioFavoritos
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Martes, 26 de septiembre de 2017

Rayet compró la Fábrica de Paños hace una década por algo más de 2 millones de euros

Cuando pasó a manos privadas ya era un monumento considerado Bien de Interés Cultural
Araceli Muñoz junto a Félix Abánades y José María Barreda, quien los recibió en Fuensalida en febrero de 2005, meses antes de la trasacción.
Actualizado 30 marzo 2016 20:50  
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   ¿Algún error?   |   Enviar  |     
 Noticias relacionadas
 El cambio de manos de la Fábrica de Paños se fraguó en 2004
Era junio de 2005 cuando la por entonces vicepresidenta de GRUPO RAYET, Araceli Muñoz, y el alcalde de Brihuega, Jaime Leceta, firmaron el contrato de adquisición de la Fábrica de Paños, donde la citada empresa quería construir un hotel de lujo.

La operación le costó, según los datos que se hicieron públicos entonces, al grupo que preside Félix Abánades 2,2 millones de euros, en un proceso que se inició en junio de 2004 y que nunca se culminó.

Teniendo en cuenta que el edificio fue declarado semanas antes Bien de Interés Cultural con categoría de monumento, la empresa entabló de inmediato las primeras conversaciones con los responsables de Cultura y Patrimonio de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. "El objetivo es ir de la mano con la Administración y trabajar conjuntamente" para salvar las dificultades que podría suponer la conversión en hotel de un edificio con las características de la Real Fábrica de Paños de briocense, ha señalado la empresa en un comunicado.

Un edificio histórico

La historia de este edificio se remonta al año 1750 con Fernando VI. Su llegada al municipio supuso riqueza para los briocenses que hicieron de la industria textil su modo de vida. Estuvo vinculada a la corona hasta 1840, cuando con la desamortización de Mendizábal fue comprada por Justo Hernández Pareja, quien continuó fabricando allí paños ordinarios y mantas para el ejército hasta el inicio de la guerra civil en 1936.

La Real Fábrica de Paños de Brihuega está enclavada en un lugar privilegiado, en la parte más alta de la localidad, desde donde se contempla el valle del río Tajuña. El edificio es el único exponente de la arquitectura industrial ilustrada y cuenta con unos afamados jardines.

 

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Alcarria Alta

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Autores  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales