Viernes, 25 de abril de 2014    
Circulaban en dos furgonetas por el casco urbano de Cogolludo
Segundo gran revés para el comercio ilegal de níscalos: dos denunciados con 1.200 kilos en su poder
Un agente, inventariando la partida de níscalos decomisada.
Sanidad ha ordenado la destrucción de todos los níscalos en el vertedero de Torija, como ya ocurriera hace días con la primera gran partida decomisada. La Guardia Civil de Guadalajara mantiene en toda la provincia un plan especial de control de la recolección masiva de setas y hongos. Se trata de la mayor incautación realizada hasta el momento, ya que el pasado 5 de noviembre se incautaron otros 810 kilos.
Actualizado 15 noviembre 2013
 Los políticos entran a saco, ahora, en la polémica por los desmanes en la recogida de setas
 Un muerto en Soria tras ingerir setas hace una semana
 Golpe a la recogida ilegal de níscalos en Guadalajara: casi una tonelada intervenida de una sola vez
 Cogolludo puede ser un ejemplo para controlar a los seteros: cobra a los que no son del pueblo
La Guardia Civil de Guadalajara ha denunciado a dos personas, ambas de nacionalidad rumana, tras incautarse de más de una tonelada de níscalos (Lactarius deliciossus) el pasado martes. Se les atribuye, además, la realización de actividades comerciales sin autorización y vulnerar la legislación sanitaria.

Esta incautación fue realizada por efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), quienes identificaron a los conductores de dos furgonetas que transportaban unos 1.200 kilos de níscalos en 240 cajas cuando circulaban por el casco urbano de Cogolludo.

El primer caso de incautación masiva desató una gran polémica entre los lectores de LA CRÓNICA DE GUADALAJARA, que aportaron sus opinionesa través de numerosos comentarios.

Los dos conductores fueron denunciados el pasado martes por infracciones contra la legislación sanitaria para comercializar este tipo de producto y por no disponer de licencia municipal del Ayuntamiento de esa localidad para realizar la venta ambulante.

Los níscalos incautados fueron puestos a disposición del Servicio Periférico de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Guadalajara, que ordenó su destrucción en el vertedero de residuos orgánicos de Torija.

Esta actuación se ha llevado a cabo en el marco de los diferentes operativos de servicio que la Guardia Civil de Guadalajara realiza en toda la provincia dentro del Plan de Control de recolección masiva de setas y hongos. Se trata de la mayor incautación realizada hasta el momento ya que el pasado 5 de noviembre se incautaron otros 810 kilos de níscalos.

Desalojado un campamento ilegal en Soria con un centenar de recolectores
Días pasados, un dispositivo de la Guardia Civil desalojaba un campamento formado por un centenar de personas que se encontraban acampadas ilegalmente en el paraje Peñalaca del término municipal de Calatañazor (Soria), donde se incautó también una tonelada de níscalos.

Según ha informado la Subdelegación del Gobierno de Soria, el campamento contaba con unas cuarenta tiendas de campaña e incluso una caseta de madera.

El dispositivo, que contó con la colaboración de agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León de Soria y El Burgo de Osma, intervino además una tonelada de níscalos, lo que lo convierte en la mayor incautación de setas recogidos de forma ilegal hasta la fecha en esa provincia.