Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Página inicioFavoritos
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Sábado, 27 de mayo de 2017

¿De verdad eres un imbécil?

Actualizado 7 noviembre 2016 15:17  
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   ¿Algún error?   |   Enviar  |     


Estimado lector:

Me vas a permitir que te tutee, por la confianza. A mis 55 años han pasado ya 39 desde el primer artículo publicado y 36 de mi primer sueldo como periodista. Desde entonces, todo lo que he escrito ha sido para ti. Una relación más larga que la de muchos matrimonios, como se puede comprobar.

Varias décadas de compartir tiempo y espacio tendrían que habernos servido para conocer nuestros gustos y manías, lo que nos apetece y la medida justa en que algo nos sacia o nos incomoda. Parece que no es así.

De acuerdo con la opinión de muchos estudiosos de la Comunicación, el lector de hoy ya no es lo que era... si es que alguna vez fue lo que creíamos. Según ese juicio sumarísimo, la media es la propia del imbécil. Y quien dice imbécil dice bobo, idiota, memo, tonto, abobado, alcornoque, lelo, burro, cenutrio, cretino, estulto, majadero, mastuerzo, estúpido, zoquete, burro, ceporro, mentecato, zopenco, inepto, palurdo, ignorante, necio, sandio o, simplemente, simple.

Los que analizan Internet sostienen que quienes por aquí se asoman apenas están capacitados para entender lo que leen. En consecuencia, en sus experimentos certifican y tabulan que raro es el espécimen internáutico que osa pasar del titular antes de retuitear compulsivamente o de la entradilla de la noticia antes de vomitar un comentario. ¿Será esa la realidad?

Sin duda, no puede ser verdad.

Como parte activa de la generación de periodistas con canas en la cabeza y en ese otro lugar que el pudor me impide detallar, prefiero creer que tú eres un lector amigo de las buenas letras y de la información precisa, que buscas los datos para formarte tu propia opinión y no te basta con las de los tertulianos, que te tomas tu tiempo para degustar aquellas noticias que a otros les ha costado horas e incluso días verter sobre el teclado y, sobre todo, que tú no eres una excepción sino la norma entre la audiencia de LA CRÓNICA DE GUADALAJARA.

Ya que en las redacciones de toda España, con especial regocijo en las de los medios digitales, estamos adiestrándonos en el arte de saber vivir del aire, nuestros alimentos más queridos son los espirituales: creer que lo que damos regalado tiene un valor.  

Todo será que algunos estemos equivocados en eso como en tantas otras cosas. Y que, como parece y apuntan muchos, el de periodista sea ya un oficio en trance de extinción, por prescindible.

Mientras llega el momento de convencernos de lo inevitable, si tú sigues ahí quiero intentar convencerme de que lo haces porque te interesa y no sólo por costumbre. Y también de que no te asusta leer una oración subordinada o que, al menos, sabes qué es una oración subordinada, quién era Alvar Fáñez, no confundes a Viriato con un jugador de fútbol de un equipo portugués, sospechas que las listas de espera del Hospital no son como te las cuentan y que te gusta que alguien profesionalmente dedicado a eso te explique lo que ocurre y, sobre todo, lo que algunos desearían que nunca se supiera.

Ahora dime que el imbécil soy yo, por dudarlo y escribirlo.

 
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Pasaba por aquí

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Autores  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales