Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Página inicioFavoritos
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Jueves, 17 de agosto de 2017

Hay algo entre Page y García Molina

Actualizado 6 octubre 2016 09:49  
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   ¿Algún error?   |   Enviar  |     
 Temas relacionados
Emiliano García-Page y José García Molina han demostrado este miércoles que son unos antiguos. Pero unos antiguos de tomo y lomo. ¿Cómo definir si no a dos bípedos implumes que todavía usen el teléfono para hablar? Desde hace tiempo, el móvil se usa para guasapear, porque los SMS son también una evocación del Pleistoceno tecnológico. El fijo se duda incluso que exista.  Pues no: aquí tienen a dos que aún lo utilizan, dicen, para hablar. Como los novios de aquellos tiempos en blanco y negro, que musitaban carantoñas y hacían mohínes por el auricular.

Estaba triste el jefe regional de Podemos por un quítame allá esas llamadas, poniendo ojitos al presidente de Castilla-La Mancha cuando este aseguraba que le había llamado la víspera. Inesperada confidencia. Que sí. Que no. Bueno, vale, fue a través de la secretaria. Ves, Emiliano. Vale, pues tranquilo que te voy a llamar yo personalmente y te vas a cansar de tantas llamadas como voy a hacerte...

No fue literalmente así, pero algo muy parecido a eso es lo que se oyó en las Cortes de Castilla-La Mancha. Ahí tenían el inenarrable espectáculo del día: más un cortejo de tierno apareamiento incipiente que una berrea de machos en Cabañeros; pero todo muy íntimo, aunque dicho en público.

Los lectores de LA CRÓNICA DE GUADALAJARA que lo siguieran en directo seguro que se quedaron un poco incómodos, como este que les escribe. Es lo que tiene darte de sopetón con una escena de pareja, sin la intimidad que se le (pre)supone a esas circunstancias: a los que nos somos voyeurs, nos incomoda.

Cuanto ha ocurrido y discurrido en la jornada del miércoles en las Cortes de Castilla-La Mancha ilustraba muy bien el nivel de impostura y retórica, allá por el subsuelo, por donde hozan el PSOE, el PP y Podemos en esta peculiar región. También ha puesto en su sitio, por si algún desorientado guardaba alguna duda, el alcance que puede tener el postureo podemita a propósito de las cosas de comer. Al final, lo que hay en el plato es lo que vale.

Lo peor del Debate de la Región no es que fuera un coñazo. Lo peor es que el coñazo nos lo dan todos los días, no sólo una vez al año.

Y aun así, seguiremos informando.
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Pasaba por aquí

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Autores  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales