Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Página inicioFavoritos
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Miércoles, 26 de julio de 2017

Me estoy quitando (Google, jódete)

Actualizado 31 octubre 2016 15:17  
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   ¿Algún error?   |   Enviar  |     
 Temas relacionados

A Google se le puede perdonar que sea tan listo pero no que sepa de ti mismo más que tú. Cuando compruebas sobre el mapa del "Historial de ubicaciones" los lugares por donde has andado los últimos años, te intimida que en un ordenador de Estados Unidos quede la huella completa y perpetua de tus pasos. Lo peor, con todo, es descubrir que allí hay lugares que no recuerdas haber pisado.

Ante esa turbadora constatación de lo relativa que es la realidad y la memoria, entenderá el lector que este que les escribe se esté quitando.

Ya he desmarcado la casilla que autorizaba casi todas las violaciones de intimidad a Google y al resto de programas. Ahora sufro, entre la impaciencia y la resignación, los frecuentes recordatorios, admoniciones y advertencias en forma de pantallas emergentes para que recapacite y vuelva al redil. Resisto.

Con este inusitado ejercicio de libertad me he descubierto más optimista de lo que pensaba. Si he sido capaz de abrir una brecha en mi cápsula digital, ¿por qué no seguir? La idea, de puro absurda, me acaba de provocar una incipiente sonrisa en la comisura de los labios.

Si lo pienso, es cierto que me estoy quitando...

• Me estoy quitando del tercer café. (El segundo será más complicado)

• Me estoy quitando de las tertulias de televisión. (De verlas, no sólo de participar en ellas. Es un reto más fácil, aunque para otros resulte una costumbre más adictiva que la cafeína)

• Me estoy quitando de los amores no correspondidos.

• Me estoy quitando de los mensajes por teléfono. (La prueba de fuego será esta Navidad/Fin de Año, pero es posible conseguirlo)

• Me estoy quitando de la necesidad de consultar Twitter en el baño, como primera ablución de la mañana.

• Me estoy quitando de Twitter, en general.

• Me estoy quitando de enfadarme con la estupidez humana, incluida la mía propia (joder, cuesta...)

• Me estoy quitando de preocuparme por el futuro, más que nada porque cuando llegue será inevitable que ocurra lo que vaya a suceder.

• Me estoy quitando de mi pueblo, de mi ciudad y de mi patria.

• Me estoy quitando de los que me quitan la vida con una sonrisa a cambio de nada.

Cuando lo consiga, estoy seguro de que los días volverán a tener 24 horas, las semanas siete días y los años pasarán al ritmo que les corresponde.

Y Google, que se joda. Anda y que se coma los microchips sin saber que hace por el mundo uno que se llama Augusto González, nacido en Guadalajara el día de San Ignacio de 1961. Hasta ahí te cuento, ordenador cotilla: el resto, es cosa mía.

 
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Pasaba por aquí

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Autores  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales