La reina del mundo es la fuerza y no la opinión; pero es la opinión quien usa de la fuerza. Blaise Pascal