Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
El Tiempo Guadalajara Búsqueda por palabras Búsqueda por etiquetas Suscripción   
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Miércoles, 16 de octubre de 2019

El puente árabe aún se guardaba sorpresas siglos después de haberse construido. VEA EL VIDEO

El concejal de Obras en el Ayuntamiento de Guadalajara ha anunciado que han puesto toda la información que manejan en manos de la Comisión Provincial de Patrimonio.
Actualizado 29 febrero 2008 05:24
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a Linkedin+Compartir con Whatsapp ¿Algún error?Enviar por emailImprimir

Los trabajos  de ejecución de la glorieta del SUE 30 han dejado al descubierto dos arcos originarios del Puente Árabe, que se “encuentran en un perfecto estado de conservación”. Así lo ha anunciado el concejal de Obras en el Ayuntamiento de Guadalajara, Jaime Carnicero, quien ha asegurado que este hallazgo es lo suficientemente importante para que “nos planteamos su conservación”.

Según ha reconocido Carnicero, “en el momento en que  se tuvo conocimiento de este bien de interés cultural, el agente urbanizador contrató a una empresa arqueológica para que realizara los trabajos arqueológicos pertinentes. Una vez catalogados, es la Comisión Provincial de Patrimonio  la que tiene que adoptar la solución que se estime oportuna”.

Al hilo, el edil ha reconocido que hasta que la Comisión dicte su veredicto, el Ayuntamiento estudia medidas alternativas para dar salida al volumen de coches que se espera que transiten por esta zona una vez se concluya el puente. Estas alternativas podrían pasar por una semaforización provisional o incluso situar una rotonda temporal, para que “no tengamos un puente que no vaya a ninguna parte”, ha asegurado Carnicero.

Sin embargo, a juicio de Carnicero, la opción que debe primar una vez que la Comisión tome su decisión es “reducir el tamaño de la rotonda y volcarlo hacia Francisco Aritio. Este supondría una modificación del Plan General, pero significaría igualmente que estaríamos actuando sobre terrenos municipales y  la afección a los arcos no se dañaría”.

 




¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Ciudad
Lo que no debes perderte en Guadalajara...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales