Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
El Tiempo Guadalajara Búsqueda por palabras Búsqueda por etiquetas Suscripción   
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Miércoles, 17 de julio de 2019

El Ayuntamiento de Guadalajara se somete a un Plan de Ajuste frente a la crisis

Pretende asumir el desequilibrio actual de seis millones de euros
El alcalde de Guadalajara, Antonio Román
Actualizado 17 octubre 2011 18:34. Primera publicación 17 octubre 2011 14:04.
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a Google+Añadir a Linkedin+Compartir con Whatsapp ¿Algún error?Enviar por emailImprimir

El milagro de los panes y los peces es irrepetible y más cuando se trata de las cuentas públicas. Por ello, el alcalde de Guadalajara, Antonio Román, ha anunciado un plan de saneamiento financiero que entre otras medidas incluirá la subida de tasas y precios públicos y un estricto control de la normativa antifraude.

El equipo de gobierno en el Ayuntamiento estudia, entre otras medidas, la enajenación de edificios públicos,como el Centro Cívico, instensificar los procedimientos ejecutivos de embargo, la actualización del padrón del IBI, la elaboración de una nueva RPT, reducir el absentismo laboral de los funcionarios o la revisión de los contratos de limpieza y basura municipales. 

Con esta medida el Ayuntamiento, pretende asumir el desequilibrio actual de 6  millones de euros: "En los últimos años, hemos sido responsables y hemos ajustado los presupuestos, porque no se puede gastar más de lo que ingresas, por eso, hemos conseguido superávit. Si queremos seguir bien, hay que hacer un ajuste de 6 millones de euros", explicaba el alcalde.

En este sentido, recordó que los ingresos del Ayuntamiento se han reducido como consecuencia de aspectos como la disminucuión de la recaudación del Iimpuesto de Obras  y Construcciones,el fin del FORCOL, la devolución de más de un millón de euros al Gobierno en concepto de los impuestos  adelantados de 2008 y 2009 y los 25 millones de euros que dinero pendiente, de los cuales 10,5 millones corresponden a la Junta.

El Plan se estructura en tres pilares. En el apartado de gastos se estudiará la enajenación de edificios públicos, se intensificarán los embargos de cuenta, salarios y bienes para reducir la morosidad y se impulsarán mecanismos recaudatorios.

El segundo apartado hace referencia a los ingresos, que plantea congelarar todas las plantillas municipales, a excepción de las de bomberos y policías cuando sea por jubilación o enfermedad; amortizar las plazas vacantes en la plantilla municipal; llevar a cabo una nueva RPT ; negociar un nuevo Acuerdo Económico y Social; luchar contra el absentismo municipal: prescindir de las comidas en festividades del Ayuntamiento; reducir en un 15 por ciento las horas extras realizadas respecto a 2011, así como la asignación de dinero a los grupos políticos; congelar los gastos en publicidad y propaganda; reducir el gasto en telefonía móvil en un 20 por ciento; llevar a cabo una Ecoauditoría; así como un concurso de compra de todos los suministros básicos como gas, gasoil, luz o seguros del Ayuntamiento; prescindir de los edificios en alquiler que tiene el Ayuntamiento,; reducir en un 10 por ciento el gasto global en fiestas; reducir de entre un 25 y un 50 por ciento el montante total de subvenciones que otorga el Ayuntamiento, salvo las de carácter social y revisar el contrato de limpieza y transporte urbano.

Todas estas medidas van encaminadas a garantizar las prestaciones sociales y la creación de empleo, tercer pilar, así como las ayudas a personas con una situación económica muy difícil. En este sentido el Alcalde anunció que el Ayuntamiento de Guadalajara “continuará con el IBI Social, es decir, las ayudas que reciben las personas que tienen una situación social complicada por bajos ingresos y a los que más los necesitan”.

Por otro lado, a partir de ahora el Ayuntamiento también tendrá en cuenta los ingresos de renta y patrimonio de las personas que accedan a una ayuda, un servicio o a una bonificación. “Vamos a fomentar también los Planes de Empleo como el que tenemos en marcha en este momento en colaboración con empresas o dirigidos por el Ayuntamiento”. El alcalde también subrayó la existencia de una partida para emergencias básicas en la ciudad y el desarrollo de un plan de inclusión social para todas aquellas personas que tienen una situación de riesgo de exclusión social.






¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Economía
Lo que no debes perderte en Guadalajara...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales