Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Página inicioFavoritos
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Lunes, 21 de enero de 2019

Azuqueca, referencia para los huertos ecosociales... en Angola

Actualizado 20 abril 2016 18:45  
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   ¿Algún error?   |   Enviar  |     

Te hablan de "huertos ecosociales" y lo más fácil es que te asome un rictus en la cara, a mitad de camino entre la sonrisa escéptica y el gesto de desánimo por el avance imparable de ese idioma extraño que sustituye a lo que una vez fue el español. O incluso el castellano.

Si usted es de lo que siente y piensa así, dese por derrotado, porque hablar de "huertos ecosociales" es pertinente y hasta frecuente. En Azuqueca de Henares, sin ir más lejos. Allí como en otros pueblos, implantarlos parece una necesidad cívica de primera magnitud, dado el interés que despiertan incluso entre los políticos que no han cogido ni van a coger jamás un azadón entre sus manos. 

Nos cuentan que una delegación integrada por doce personas procedentes de Angola ha visitado este miércoles Azuqueca para interesarse por el proyecto municipal de eso, de los "huertos ecosociales" que allí tiene implantados el Ayuntamiento.

La visita forma parte de la programación de la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP), entidad que como tenga competencias acordes con la longitud inacabable de su nombre a buen seguro llegará a ser pronto candidata a los "Princesa de Asturias". La visita ha sido organizada desde el Observatorio (otra vez el neoespañol al ataque) para una Cultura del Territorio, "con el objetivo de que los integrantes de la delegación conocieran un proyecto que combina la agricultura ecológica con el emprendimiento"

En Azuqueca hay sitio, en los 6.000 metros cuadrados disponibles, para que 25 personas se ocupen de plantar sus cebollas, sus tomates, sus pimientos e inclusos sus melones. Se reservan los huertos (que para eso se apellidan ecosociales) para candidatos que tengan la "consideración de persona en riesgo de vulnerabilidad", giro lingüístico de límites insospechados y que apunta a que los hortelanos ecosociales tienen que ser vecinos pobres administrativamente reconocidos como pobres... aunque así no se reconozca por los munícipes de esa localidad. Para eso haría falta llamar a las cosas por su nombre y no hay muchos en España por la labor.

Uno se barrunta que en Angola no tienen que darle tantas vueltas para descubrir y aprovechar el misterio de ver en sazón lo plantado entre dos regueras. ¿Qué habrán aprendido realmente aquí la docena de visitantes?

Amables y educados como se les supone, se lo habrán callado para no contrariar a nadie en casa de los anfitriones.


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Pasaba por aquí

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Autores  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales