Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
El Tiempo Guadalajara Búsqueda por palabras Búsqueda por etiquetas Suscripción   
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Miércoles, 19 de junio de 2019

Hasta ¡37 personas! ante el juez por intentar engaños en el examen de conducir en Guadalajara

Todos han sido “pillados”  en el aula de exámenes de Guadalajara o en sus inmediaciones
Acceso a las instalaciones de la Jefatura Provincial de Tráfico en Guadalajara, en las inmediaciones de Cuatro Caminos.
Actualizado 2 julio 2016 09:56. Primera publicación 1 julio 2016 19:59.
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a Google+Añadir a Linkedin+Compartir con Whatsapp ¿Algún error?Enviar por emailImprimir

 Temas relacionados
La Guardia Civil de Tráfico de Guadalajara, en el marco de la operación denominada por la Benemérita como “AULA-FILTRO”, ha puesto a disposición judicial a numeros ersonas por cometer irregularidades en los exámenes teóricos para la obtención del permiso de conducción.En 18 casos lo han sido por conducir  un vehículo teniendo retirado el carné. Otro de los implicados fue finalmente detenido por pesar sobre él una orden de búsqueda y captura.
 
Todas esta diligencias han sido realizadas por agentes del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT), del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Guadalajara, en una operación que se ha desarrollado a lo largo de ocho meses en las aulas de exámenes de la Jefatura de Tráfico en Guadalajara. Estas instalaciones ya cuentan con un diltadado historial de intentos de picaresca, a cargo de individuos de las más variadas nacionalidades.
 
Esta operación en concreto se inició como consecuencia de haber detectado, a lo largo del pasado año diversos actos cometidos por examinandos que intentaban burlar el control establecido en las pruebas "del teórico", centrándose especialmente en delitos de usurpación del estado civil y falsedades documentales.
 
De las 37 personas puestas a disposición judicial, 18 han sido detenidas o investigadas por un supuesto delito de falsedad documental al presentarse al examen otra persona distinta al aspirante.
 
Otras 18 fueron investigadas por un supuesto delito contra la seguridad vial, al acudir a los exámenes para recuperar el permiso de conducción, que les había sido retirado tras haber perdido todos los puntos, conduciendo en el desplazamiento sus propios vehículos
 
Por último, también fue detenida una persona, al verificar que sobre ella pesaba una orden judicial de detención, ordenada por el Juzgado de Instrucción número 11 de Coria del Río (Sevilla).

El penúltimo detenido, un marfileño
Durante el pasado mes de abril, la Guardia Civil instruyó diligencias y puso a disposición judicial, en calidad de investigado a I.T., de 36 años, natural de Costa de Marfil, como cooperador necesario en un presunto delito de falsificación de documentos de identidad de extranjeros.

Estas diligencias fueron realizadas por agentes del Grupo de Análisis de Tráfico (GIAT), del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Guadalajara, como continuación a las instruidas el 22 de abril, en las que S.K., natural de Libia, fue investigado cuando se encontraba en dependencias de la Jefatura Provincial de Tráfico de Guadalajara realizado el examen para la obtención del permiso de conducción de la clase B.

Los agentes, al revisar la documentación de esta persona, comprobaron que la fotografía de la tarjeta de identidad de extranjeros no coincidía con sus rasgos faciales, con la fotografía del informe de aptitud psicofísica ni con la documentación del expediente elaborado por la Jefatura Provincial de Tráfico.

Las investigaciones realizadas por los agentes lograron determinar que S.K., presentó una tarjeta falsificada de identidad de extranjero que presentaba su fotografía y que pertenecía al otro investigado, I.T.

El caso de los "pinganillos"
Hace ya casi un año, en julio de 2015, la Guardia Civil imputó a tres paquistaníes R.U., M.A., y A.B., con edades comprendidas entre los 36 y los 41 años, por un delito contra la administración pública, en el aula de exámenes de la Jefatura Provincial de Tráfico en Guadalajara, al utilizar sistemas electrónicos para obtener las respuestas en la realización del examen teórico del permiso de conducción de la clase B.

Estas imputaciones fueron practicadas por agentes del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT), del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Guadalajara, cuando se encontraban realizando una inspección de documentaciones que presentan los opositores para la obtención de los diversos permisos de conducción, en el aula de la Jefatura Provincial de Tráfico de Guadalajara.

Al revisar la documentación observaron como tres de los opositores mostraban un comportamiento que infundió sospechas a los agentes de que pudieran esta incurriendo en alguna irregularidad en la realización de los exámenes, observando también que uno de los botones de la camisa de uno de ellos presentaba un aspecto diferente a los demás.

Por este motivo, para no interferir ni alterar en el proceso de exámenes del resto de los opositores, se esperó a la finalización de los mismos para identificar a estas tres personas en una sala anexa al aula.

Una vez identificadas estas personas, se pudo comprobar que los mismos ocultaban unos sistemas electrónicos compuestos por un teléfono móvil, que tenían adheridos al pecho, que actuaba como emisor, controlado por un mando a distancia y un mini audífono introducido en el oído que actuaba como receptor. Estos mandaban las imágenes de los impresos de los exámenes a una persona que se encontraba en el exterior de las instalaciones para que les comunicara la respuesta correcta a las preguntas.

El método utilizado era prácticamente indetectable, de tal manera que, dos de los imputados tuvieron que recibir asistencia médica para extraerles del pabellón auditivo los dispositivos acústicos que utilizaban como receptores.

Por los hechos expuestos, la Guardia Civil instruyó las correspondientes diligencias por la imputación de estas tres personas, que fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Guadalajara.

El truco de la microcámara
Que esta picaresca no es exclusiva de Guadalajara lo acredita que pocos días del anterior caso, también en julio de 2015, se produjo un caso muy curioso en Cuenca.

Efectivos de la Guardia Civil imputaron entonces a un ciudadano indio y otro paquistaní por intentar copiar con una microcámara en el examen de conducir.

Agentes del Grupo de Información de la Agrupación de Tráfico (GIAT) de la Guardia Civil de Cuenca, sorprendieron a dos ciudadanos utilizando elementos técnicos en la prueba teórica para obtener el permiso de conducir.

Durante el desarrollo de la misma, los imputados llevaban una microcámara y equipamiento oculto entre sus ropas para remitir las imágenes del examen a alguna persona que les ayudara a responder correctamente las preguntas.

Este sistema pudo ser comprobado tras un cacheo superficial realizado por la Guardia Civil una vez que concluyó la prueba, imputando a estas dos personas como autores de un delito contra la administración pública. 


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Crónica negra
Lo que no debes perderte en Guadalajara...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales