Lunes, 14 de octubre de 2019    
Ha presentado una demanda de conciliación previa a la querella por las acusaciones de trato machista
David Llorente se las verá en el Juzgado con sus compañeros de Podemos
David Llorente, durante una comisión parlamentaria en las Cortes de Castilla-La Mancha.
Actualizado 2 mayo 2018
El diputado regional de Podemos David Llorente ha presentado una demanda de conciliación --como paso previo a la interposición de la querella anunciada por las acusaciones de trato machista que se habían vertido contra él por parte de miembros del equipo técnico de la formación morada a nivel regional--, donde las personas que han firmado el escrito contra su persona "tendrán la oportunidad de reconocer que las acusaciones son falsas y retirarlas".

A preguntas de los medios en las Cortes, Llorente ha incidido en que, además, esas personas --cuyos nombres insiste en no revelar para ser "respetuoso" con el procedimiento, insistiendo en que no son trabajadores del Grupo Parlamentario salvo en un caso y no se entiende el motivo--, podrán aprovechar ese acto de conciliación para "hacer público el reconocimiento de la falsedad de las acusaciones" y que han sido retiradas.

De no ser así, procederá a interponer la querella propiamente dicha, en la que solicitará "las penas correspondientes por los delitos de injurias y calumnias" y una indemnización por el daño moral causado que el propio Llorente donará "posteriormente a entidades del movimiento feminista, al que también se está dañando gravemente con esta cuestión".

El diputado de la formación morada ha vuelto a cuestionar las "graves acusaciones" que se vierten contra su persona en el escrito que se hizo público el 18 de abril, convencido de que "solamente pueden responder a una campaña de desprestigio" por sus posiciones políticas, criticando las declaraciones que, en días posteriores, hicieron tanto la secretaria de Organización de Podemos, María Díaz, como el secretario regional de Podemos, José García Molina.

Sus declaraciones "confirman que efectivamente nos encontramos ante una campaña de desprestigio y ha quedado claro quiénes han aprovechado para alimentarla", ha dicho Llorente, para quien resulta "inaceptable que María Díaz, como secretaria de Organización, se haya referido a esas cuestiones como hechos y haya afirmado que no se puede cuestionar su veracidad cuando no hay ni hechos ni pruebas", algo que "vulnera flagrantemente" su derecho a la defensa y la presunción de inocencia.

"En Podemos no cabe ni la difamación ni las acusaciones sin pruebas, es algo totalmente contrario a nuestro código ético y es inaceptable que Molina haya aprovechado la coyuntura para salir a los medios de comunicación a cuestionar y desautorizarme públicamente como portavoz de Podemos sin referirse a ningún hecho concreto en el que apoyarse para esa desautorización, es algo totalmente impropio de un secretario general", ha manifestado el parlamentario, que ha añadido que, "aunque a algunos no les guste soy el portavoz de podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha y voy a seguir ejerciendo como tal".