Lunes, 21 de octubre de 2019    
Una mujer acaba de ser descubierta en Guadalajara, en un control de alcoholemia
A los 52 años, conduciendo sin carnet de conducir
Inicio de la calle de la Virgen del Amparo, desde la Plaza de Santo Domingo.
Actualizado 24 septiembre 2018
Los controles de alcoholemia suelen servir para localizar a conductor ebrios, aunque no siempre.

Para conducir un coche, lo usual es comprarse uno o convencer a alguien para que te lo preste. Si haces la inversión, lo habitual es que previamente te hayas gastado el dinero en una autoescuela, pagado tus clases, superado el examen en Tráfico, puesto la "L" en la luneta trasera y tu mejor disposición para encajar tus primeras multas, en ciudad o en carretera, sin matar a nadie por venganza.

Tonterías.

Todo lo anterior son fruslerías innecesarias, al menos para esta vecina nuestra que poco después de la medianoche del domingo al lunes ha sido pillada en falta en la calle Virgen del Amparo, en un control de la Policía Local de Guadalajara. No es que condujera borracha a sus 52 años... es que la mujer conducía sin carnet, porrque nunca lo ha tenido porque nunca se lo ha sacado ni ha sentido la necesidad de hacerlo, a diferencia del resto de los mortales. O casi todos.

Para esto también sirve un control de alcoholemia en la capital alcarreña.

Señor, cómo están las cabezas...