Viernes, 6 de diciembre de 2019    
Hace ya años que no llegan ni al centenar en la provincia; nueve de cada diez no las han usado nunca
Indulto para las últimas cabinas telefónicas, también en Guadalajara
Cabina de teléfono en la Avenida del Ejército de Guadalajara. Marzo, 2018. (Foto: La Cró[email protected])
Actualizado 28 diciembre 2018

No llegan, ni de lejos, al centenar en toda la provincia, pero forman parte de la vida y de los recuerdos de muchos alcarreños. Los más jóvenes, en cambio, no sólo las ignoran sino que recelarían de usarlas aunque las necesitaran. Vistas en su aparente abandono, muchos pueden dudar incluso de sus condiciones higiénicas y pensar en la inconveniencia de acercarse a la boca semejante fuente de gérmenes de origen desconocido. Son las cabinas telefónicas, que han vuelto a recibir un indulto para mantenerse en nuestras calles.

Estaba previsto que el 1 de enero se retirasen las últimas cabinas que permanecen operativas en España, al dejar de incluirlas el Gobierno en las prestaciones obligatorias del servicio universal de telecomunicaciones. En cambio, el Consejo de Ministros de este viernes aprobará un real decreto que elimina la obligatoriedad tanto de las guías telefónicas como del servicio de consulta telefónica sobre números de abonado, pero que sí mantiene la exigencia de que exista un determinado número de teléfonos públicos según la población de cada localidad.

Así, las cabinas han superado la condena que pesaba sobre ellas en 2017, cuando en toda la provincia de Guadalajara estaban localizadas apenas 87. También han sobrevivido a la del inicio de 2019, una prórroga que nadie cree que pueda durar más de dos años, cuando sea obligada la trasposición a España del Código Europeo de las Comunicaciones Electrónicas.

Según los datos que se manejan, nueve de cada diez españoles jamás han usado una cabina telefónica. El Estado ha venido obligando a Telefónica a prestar este servicios, que resulta bastante oneroso, pues el mantenimiento de las cabinas le supone un gasto anual de unos cinco millones de euros.

Y no, todo lo anterior no es una inocentada aunque se publique un 28 de diciembre.