Lunes, 24 de junio de 2019    
El INE certifica 10.123 vecinos empadronados en la localidad campiñera
Cabanillas tendrá 4 concejales más desde mayo al superar los 10.000 habitantes en el último padrón
Sillones de la presidencia del Salón de Plenos del Ayuntamiento de Cabanillas del Campo.
El Instituto Nacional de Estadística hace públicas las cifras de población de todos los municipios, a fecha 1 de enero de 2018, que confirman la superación de la barrera de 10.000 habitantes. El Registro interno del Ayuntamiento eleva el dato hasta las 10.516 personas empadronadas en la localidad.
Actualizado 2 enero 2019
El Instituto Nacional de Estadística ha hecho públicas este miércoles, 2 de enero, las cifras oficiales de población de todos los municipios españoles, resultantes de la última revisión del Padrón.

Esta cifra fija la población de Cabanillas del Campo en 10.123 habitantes, aunque hay que tener en cuenta que la fecha de referencia del dato es el 1 de enero de 2018. En cualquier caso, se trata de la cifra oficial con el que se cierra el Padrón a todos los efectos, y que por tanto regirá en la celebración de las próximas Elecciones Municipales de mayo de 2019.
 
En el caso de este municipio campiñero, al superarse la barrera de los 10.000 habitantes, Cabanillas pasará a tener un Ayuntamiento de 17 concejales, en lugar de los 13 actuales.

La previsión es que esta cifra de 17 concejales dure muchos años, ya que la legislación no fija un nuevo incremento hasta que se alcanzan los 20.000 habitantes, cuando se pasaría a un consistorio de 21 ediles.

En cuanto a las cifras de población que se manejan en los registros internos del Ayuntamiento, se constata que a día de hoy el número de habitantes de la localidad es algo mayor al que en estos momentos recoge el INE. En concreto hay 10.516 vecinos empadronados, aunque esta cifra no es oficial todavía.
 
En 2015 se inició una tendencia de crecimiento moderado de la población, tras algunos ejercicios de estancamiento e incluso de pérdida demográfica. No obstante, el ritmo de crecimiento está todavía lejos del que vivió la localidad desde finales de los años 90 y hasta el estallido de la crisis económica de 2008. En esa etapa, el municipio pasó de poco más de 2.200 habitantes (1996), a tener 8.000 una década después, y a llegar a los 9.000 en 2009.