Jueves, 20 de junio de 2019    
Habla de "devolver la voz a la ciudadanía" en la toma de decisiones del Ayuntamiento de Guadalajara
Alberto Rojo comparece flanqueado por Lucía de Luz y Víctor Cabeza a cuatro meses para las urnas
Alberto Rojo, junto a Víctor Cabeza y Lucía de Luz.
Rojo plantea la creación de una plataforma digital y asegura que, en el caso de ser alcalde, trasladará el Debate sobre el Estado de la Ciudad a la calle y convocará un foro ciudadano anual en el que rendirá cuentas de su gestión y recogerá las críticas y sugerencias de la ciudadanía.
Actualizado 30 enero 2019
El candidato del PSOE a la Alcaldía de Guadalajara, Alberto Rojo, ha asumido este miércoles su segundo compromiso público con los vecinos de la ciudad: recuperar la participación ciudadana en la toma de decisiones, como un pilar fundamental de la gestión municipal. “En mi forma de gobernar, la participación ciudadana será uno de los pilares fundamentales”, porque “difícilmente se puede representar a la gente si no se la escucha y mi compromiso es escuchar, debatir, cooperar y construir de manera conjunta” para “sacar a la ciudad de la parálisis que en estos momentos sufre a todos los niveles”, ha afirmado.
 
En una comparecencia conjunta con los portavoces del Grupo Municipal Socialista, Rojo ha expresado este compromiso, que se trasladará al pleno municipal del próximo viernes en forma de moción. En esta iniciativa, el PSOE reclamará a Román que cumpla el Reglamento de Participación Ciudadana y ponga en funcionamiento todos los órganos que contempla y que, en los últimos doce años, o bien no se han reunido nunca o llevan en muchos casos varios años sin convocarse.
 
La moción también pide que los servicios municipales elaboren un informe de diagnóstico que refleje los órganos de participación que no se han creado, el funcionamiento de los que sí están instaurados y que determine si el equipo de Gobierno de Román está incumpliendo las normas de participación establecidas en el Ayuntamiento. Un incumplimiento que a Alberto Rojo le parece evidente, porque “Antonio Román no cree en la participación ciudadana y se ha pasado doce años tomando decisiones sin contar con nadie, con el resultado de haber llevado a esta ciudad a la parálisis, el atasco y el fracaso”.