Lunes, 20 de enero de 2020    
Se ha producido a primera hora del sábado y acabado con la detención de una mujer en Cabanillas
Resuelto el secuestro de un bebé en el Hospital de Guadalajara
Imagen del rellano de la planta cero del Hospital, con una mujer en brazos, que ha corrido como la pólvora por las redes sociales.
Actualizado 2 febrero 2019
Con la detención de la supuesta secuestradora ha concluido, felizmente, el robo durante varias horas de un recién nacido, que ha ocurrido en el Hospital de Guadalajara y que ha mantenido a lo largo de la mañana del sábado en tensión a la capital alcarreña y sus alrededores.

En efecto, las redes sociales han estado contribuyendo a lo largo de toda la mañana del sábado a incrementar de forma exponencial los rumores sobre el por entonces todavía supuesto secuestro de un bebé de apenas tres días.

Al final, la rápida y eficaz laboral policial ha desembocado en la detención de la sospechosa en un domicilio de Cabanillas del Campo, después de fuera grabada por las cámaras de una farmacia de esa localidad mientras compraba leche maternizada. Según las fuentes consultadas por LA CRÓNICA, en un primer momento la detenida alegó ante los agentes que el bebé era suyo, a pesar de que los datos de la pulsera que portaba el neonato indicaban claramente lo contrario.

El bebé fue sacado de la sala donde se encontraba, alegando para ello ante los padres la necesidad de pasar una prueba médica. La falsa pediatra lo hizo ataviada con la consiguiente bata blanca, que ya no portaba la joven de la fotografía, detectada junto a los ascensores, próximos a la salida del Hospital.

Ciudadanos particulares alertaron rápidamente de lo ocurrido e incluso animaban a dar datos del posible autor, mientras que las autoridades policiales no confirmaban nada. 

Desde antes del mediodía ya se conocía por distintos medios la imagen de una persona, con un bebé en brazos, que viene ilustrando los "post" de quienes han aportado aportado sus versiones de lo ocurrido. Incluso se ha llegado a distribuir una fotografía del recién nacido, Daniel, cubierto con un gorrito.

Más adelante, a través de Twitter ha corrido como la pólvora el vídeo de una joven clienta de una farmacia de Cabanillas del Campo, captada con una cámara de vigilancia, y a la que se identificaba en esa red, acertadamente, con la presunta secuestradora. Morena y de poca estatura vestía, al igual que la sospechosa, con jersey grueso y bufanda.

Para las dos y media de la tarde ha sido convocada una rueda de prensa en la Comisaría de Policía, de la que daremos amplia cuenta más adelante.