Viernes, 19 de julio de 2019    
No ha trascendido que se halla identificado ya el ADN del autor del crimen
El asesino (o asesina) de la joven muerta a cuchilladas en Villanueva de la Torre sigue libre
Guardias civiles en el lugar donde fue encontrado el cadáver de la joven asesinada en Villanueva de la Torre.
Actualizado 3 febrero 2019
Secreto del sumario, investigación por parte de la Guardia Civil desde Madrid y pocos datos nuevos para resolver un caso que a muchos les pareció necesariamente más fácil de aclarar que lo que hasta ahora se ha visto. Incluso los medios de comunicación nacionales han aceptado el muro con el que se han topado poco después de los hechos, diluyéndose este tema entre otros.

El último que ha planteado una batería de posibles hechos ha sido ABC, que días pasados apuntaba a que los esfuerzos de la Benemérita se orientan a rastrear las redes sociales en busca de los amigos con los que se había citado en los últimos tiempos.

En paralelo, buscan encontrar el ADN del autor. Falta de elementos no hay, pues se estarían analizando colillas, varias latas de refresco, además de una botella o tetrabrik reciente y un cuchillo de cocina, que se sospecha no fue el arma homicida, según relata ABC citando a fuentes informantes. En este sentido, explican que en la cabeza de Mimi, como era conocida familiarmente la víctima, se halló un fragmento de la punta metálica de un arma blanca que podría haber sido la empleada para el asesinato. La recogida en el paraje de tierra estaba intacta.

Junto a ello, se han recogido también muestras de la ropa que vestía la joven y otras del interior de un vehículo, supuestamente el suyo. A ello, cabe añadir la toma de vestigios realizada por los agentes encargados del caso de las dos uñas rotas de la víctima fruto de la lucha que mantuvo con su atacante, así como de las células epiteliales encontradas. 

En cuanto a las motivaciones para el crimen, se mantiene como probable el ataque de celos o, por otro lado, que fuera un desconocido que pretendía abusar de ella.

Los investigadores han retirado también las cámaras de la gasolinera y del lavadero de coches donde hallaron una camiseta manchada que en los primeros momentos se dijo que podría pertenecer a la víctima o al autor o autores. La razón es que ese lugar fue rastreado por los agentes del Instituto Armado el día después del crimen de Mimi. Entonces revisaron las papeleras y hasta las alcantarillas y se llevaron esa prenda. Ahora tratan de ver si hay alguna imagen sospechosa que se pueda relacionar con el homicida.