Lunes, 14 de octubre de 2019    
Los diesel nuevos que se matriculan son la mitad que los de gasolina
La venta de coches se despeña cuesta abajo en Guadalajara
Coches aparcados en una calle de Guadalajara. (Foto: La Cró[email protected])
Actualizado 5 septiembre 2019
La venta de coches no sólo no levanta cabeza en Guadalajara sino que ha retrocedido notablemente durante el mes de agosto. Si el año pasado se vendieron 512 vehículos durante ese mes, este año apenas se han sumado 301. La mayor caída ha sido en las unidades destinadas a empresas, que de las 143 de 2018 se han desplomado en este nicho de mercado hasta las 57 de ahora, un descenso superior al 60 por ciento. Los particulatres también se están tanteando, y mucho, el bolsillo: de las 369 ventas hace doce meses se ha pasado a las 244 del último agosto.

Si miramos lo que va de año, tampoco pinta bien. La venta en la provincia está cayendo un 20 por ciento, con descensos muy parejos entre particulares y empresa. De los 3.588 vehículos que habían salido de los concesionarios en los primeros ocho meses de 2018 se ha bajado hasta los 2.870 actuales.

Como era previsible, el que se lleva la peor parte es el diesel, con una caída en lo que va del año del 37,5 por ciento y sin alcanzar el millar de unidades, puesto que se han logrado vender sólo 874, la mitad que en el caso de los motores de gasolina.

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos cayeron un 14,04 por ciento en el total de Castilla-La Mancha en agosto respecto al mismo mes de 2018, según datos de la patronal de concesionarios Faconauto, Anfac y Ganvam, que es la fuente utilizada por LA CRÓNICA para todo este análisis.

En clave nacional, se refleja que las matriculaciones decrecieron un 30,8 por ciento en el conjunto del Estado en el pasado mes y se situaron en 74.490 unidades.

En esta línea, la patronal ha vinculado este descenso con las ventas "anormales" de agosto de 2018, en el que se alcanzaron las 107.692 matriculaciones un "hito histórico" y con crecimientos de un 48 por ciento respecto a 2017.

"Esta subida respondió a la entrada en vigor el 1 de septiembre de la normativa de medición de emisiones WLTP y RDE para partículas. Las marcas y concesionarios se vieron obligados a sacar antes de esa fecha los vehículos no homologados y por eso, el incremento", ha explicado en un comunicado.

Asimismo, ha detallado que las ventas en el canal de particulares han sido las que menos han sufrido la caída --de un 27,5%--, mientras que en el acumulado hasta agosto son las entregas a particulares las que más se han resentido -- un descenso del 14,3%--.

Por último, la patronal de concesionarios ha incidido en el estancamiento de los vehículos comerciales ligeros, que se mantuvieron en 15.394 unidades, en el retroceso del 14,9 por ciento del canal de autónomos en agosto y la reducción de un 25 por ciento de las matriculaciones de vehículos industriales y autobuses.