Viernes, 24 de enero de 2020    
Bomberos y Guardia Civil siguen buscando el origen del gas que les provocó una grave indisposición
Normalidad en el Hotel Torcal después de la intoxicación, todavía sin explicación, de dos clientes
Fachada del Hotel Torcal.
Actualizado 3 diciembre 2019
 Dos hombres resultan intoxicados en la habitación de un hotel de Guadalajara
Responsables del Hotel Torcal, ubicado en el polígono de Cabanillas, han confirmado que hacia las diez menos cuarto de la noche de este lunes se detectó que dos clientes se encontraban "gravemente indispuestos". Al tener constancia de esa situación, se avisó al 112 y se inició todo el protocolo necesario para que fueran atendidos médicamente con rapidez. 

Los afectados fueron evacuados “con intoxicación por inhalación de monóxido de carbono” según dictaminaron los servicios médicos. Han pasado la noche en el Hospital Universitario de Guadalajara y se espera que esta mañana les den el alta médica. Asimismo, otro cliente, decidió acudir también por sus propios medios al Hospital de la capital alcarreña, aun sin mostrar los síntomas de los otros dos afectados.
 
Sin explicación todavía
Desde primera hora de la mañana del martes, bomberos, policía judicial, además de la empresa encargada del mantenimiento de las calderas y de la climatización del hotel, están revisando todas las instalaciones sin que hayan encontrado todavía encontrado ninguna fuente u origen del problema. 
 
Fuentes de la dirección del Hotel Torcal destacan que "está sometido a los lógicos controles y revisiones de seguridad, y el pasado 14 de noviembre pasó la última revisión de la instalación de calderas, sin presentar ninguna anomalía".

Bomberos y Guardia Civil
Un equipo del Parque de Bomberos de Azuqueca de Henares ya en la misma noche del lunes inspeccionó y buscó el posible origen del gas nocivo, mientras efectivos de Guardia Civil y el personal del hotel fueron informando de la situación y requiriendo a los clientes, en esos momentos 61 personas, que abandonaran sus habitaciones y se acomodaran en los salones e instalaciones de la planta baja.
 
Tras la revisión de los bomberos y al no detectarse situación alguna de peligro, hacia las 23:40 horas se autorizó a los clientes para que regresaran a sus habitaciones. Por precaución se apagaron las calderas que abastecen el agua caliente, únicos aparatos del hotel que funcionan por gas.