Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una organización criminal supuestamente dedicada a obtener microcréditos online de manera fraudulenta y que logró estafar más de 500.000 euros a través de la suplantación de la identidad de ciudadanos y de la falsificación "con gran precisión" de todo tipo de documentos.

Los agentes han arrestado a seis personas y han realizado cuatro registros, tres en Gandia y uno en Madrid, desde donde operaba la organización, en los que han intervenido gran cantidad de documentos, efectos adquiridos fraudulentamente y sustancias estupefacientes.

Los detenidos disponían de "manuales de operaciones" de todas las entidades financieras en los que reflejaban los requisitos y medidas de seguridad requeridos para obtener créditos, según ha informado la Policía en un comunicado.

La investigación se inició a principios de año cuando los agentes detectaron la existencia de un gran número de denuncias por la obtención de líneas de crédito de manera fraudulenta. Varias compañías financieras denunciaron que habían sido objeto de un fraude al facilitar créditos a nombre de personas que realmente no habían contratado sus productos y que habían ido a parar a terceras personas no identificadas.

Los agentes pudieron comprobar que los documentos facilitados para la obtención de los créditos online habían sido sustraídos previamente y que el resto de documentación exigida para la concesión de los préstamos había sido falsificada "con gran precisión y especialización". Esta documentación consistía en contratos de trabajo, contratos de suministros e, incluso, nóminas.

Los integrantes de esta organización y presuntos autores de los hechos llegaron a convertir esta actividad delictiva en su modo de vida, ya fuera por el dinero obtenido de los préstamos financieros como por la compra de productos en tiendas online. Estos efectos obtenidos de manera fraudulenta, tanto para su uso como para su venta, eran aparatos electrónicos de altas prestaciones y prendas de ropa de reconocidas firmas.

FICHEROS DE IMPAGOS
Cuando las víctimas se percataban de las maniobras de este grupo, bien por la reclamación por parte de las empresas de cobro de deudas o por su ingreso en ficheros de impagos, se encontraban inmersas en un "gran endeudamiento" y tenían "grandes dificultades" para acreditar la falsedad de las operaciones y la suplantación de identidad.

La operación continúa abierta para el total esclarecimiento de los hechos ya que por los efectos incautados se ha localizado a nuevas posibles víctimas y no se descartan más detenciones.