Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Página inicioFavoritos
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Martes, 24 de octubre de 2017

Carta a Rafael Hernando

Actualizado 25 septiembre 2014 08:53  
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   ¿Algún error?   |   Enviar  |     



Estimado Rafa:

Al recibo de la presente espero que estés bien, con alguna posibilidad de tumbarte al sol por unos días para dejar descansar el cuerpo y, sobre todo, la cabeza. O sea, no dejes de refugiarte bajo la sombrilla, por la que está cayendo. Tú, que eres de piel predominantemente blanca, puedes quemarte antes que otros... por más que lleves años y más años entre ardientes polémicas. No hay que confiarse.

En tu época de apacible estudiante en los Maristas de Guadalajara nunca te hiciste notar por decir una palabra más alta que otra. La eclosión vendría después, con eso que llaman política. Desde hace años, más o menos desde que pisas las mullidas alfombras de la Carrera de San Jerónimo, lo tuyo ha sido un no parar de broncas y polémicas varias.

Gráficamente has interpretado este jueves que Arturo Mas nos ha puesto a todos, a través de Mariano Rajoy, "una pistola en la cabeza". Peligrosa metáfora. Lo has dicho en Radio Nacional de España (de lo que va a quedar de España, precisemos), la misma empresa que mandará en unas semanas al alcarreño Luis Vázquez de corresponsal a Washington. ¡Qué envidia! Más que por el puesto, por la distancia.

Como portavoz adjunto del PP en el Congreso de los Diputados, se te escucha con interés. Algunos, también, con regodeo, porque les das juego para las chanzas, las críticas, las abluciones matinales de espantos simulados...

¿Realmente creías que la política era esto cuando empezabas a la vera de Luis de Grandes, incombustible padre de la Patria española y europea?

"Todo el mundo sabe que nadie avanza más ligero por el hecho de que le corten una pierna, la pierna se queda sin vida y el resto del cuerpo enormemente afectado" has dicho, para explicar la deslealtad catalana y sus consecuencias. No me he enterado muy bien. ¿Debemos confiar en vosotros o pasarnos ya por la T-4 para escapar corriendo? Temo la respuesta, pero la necesito para organizarme las vacaciones.

Recibe un cordial y preocupado saludo.

Tuyo affmo,

Augusto González Pradillo



¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Autores  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales