Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
El Tiempo Guadalajara Búsqueda por palabras Búsqueda por etiquetas Suscripción   
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Lunes, 19 de agosto de 2019

El convento de Cifuentes, ya sin monjas, acogerá a partir de ahora retiros espirituales de jóvenes

La diócesis le cede el uso a la asociación “Hakuna”
Entrada al monasterio de Nuestra Señora de Belén, en la calle de las Monjas, de Cifuentes.
Actualizado 10 abril 2019 10:48. Primera publicación 10 abril 2019 10:46.
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a Google+Añadir a Linkedin+Compartir con Whatsapp ¿Algún error?Enviar por emailImprimir

 Temas relacionados
El pasado lunes,  8 de abril, se firmaba el contrato de formalización de la cesión de uso del convento “Nuestra Señora de Belén” de Cifuentes, siendo el cedente el Obispado de sigüenza-Guadalajara y asumiendo el amplio inmueble la "Asociación Privada de Fieles Hakun".
 
Por parte de la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara, firmó el obispo, Atilano Rodríguez Martínez; y por parte de la Asociación Hakuna, Pedro Manglano.
 
El Obispado de Sigüenza-Guadalajara cede el uso del edificio del convento y huerta intra muros a la Asociación Privada de Fieles Hakuna como centro de pastoral, casa de oración y de espiritualidad, centro de retiros y de actividades propias de esa asociación.

el proceso realmente empezó el 24 de septiembre de 2018, cuando el Monasterio de Monjas Clarisas Capuchinas de Cifuentes, por falta de vocaciones, fue suprimido. Las tres hermanas que formaban la Comunidad, a petición propia, se incorporaron, con permiso de la Santa Sede, a las Clarisas de Sigüenza.
 
El día 1 de marzo de 2019, la abadesa del Monasterio “Santa Clara” de Sigüenza, de monjas Clarisas Franciscanas, donde han sido acogidas las monjas de Cifuentes, entregó las llaves del Monasterio “Nuestra Señora de Belén” al Obispado, a quien revertía su uso y posesión, una vez cerrado, por ser el titular y propietario del inmueble.

Hakuna es una asociación privada de fieles, aprobada por el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro.

El Código de Derecho Canónico contempla las asociaciones de fieles públicas y privadas. Las asociaciones privadas de fieles son las que promueven los fieles, y las asociaciones públicas de fieles que son las que promueve y erige la jerarquía eclesiástica.
 
Según el Código de Derecho Canónico “Existen en la Iglesia asociaciones (...) en las que los fieles, clérigos o laicos, o clérigos junto con laicos, trabajando unidos, buscan fomentar una vida más perfecta, promover el culto público, o la doctrina cristiana, o realizar otras actividades de apostolado, a saber, iniciativas para la evangelización, el ejercicio de obras de piedad o de caridad y la animación con espíritu cristiano del orden temporal" (c. 298)

Ejemplos de asociaciones de fieles son las cofradías (de Semana Santa, algunas advocaciones de la Virgen o de Cristo, etc.), las Hermandades...

Algunas de las actividades de Hakuna
Según detalla en su propia página web, lasactividades de los grupos Hakuna pueden ser muy diversas. Las detallan así:

Horas santas
La Hora Santa, con su charla previa, las organizan semanalmente en una iglesia de la ciudad, a última hora de la tarde.

Los ponentes de las charlas son variados. Siguen un temario, y en ocasiones la charla es testimonial. "Cuidamos la música todo lo que podemos –siempre hay un coro que prepara las canciones y ensaya–. Aprendemos a orar con canciones. Nos apoyamos sobre todo en las canciones de Hakuna Group Music", concretan.
 
Revolcaderos
"Se trata de revolcarse en consideraciones en torno a un tema concreto", según los definen. Quienes quieren, forman grupos estables y pequeños -entre 7 y 15 personas-, que se reúnen dos veces al mes. Estas reuniones tienen lugar en horario y lugar fijo -un lugar tranquilo que venga bien a la mayoría, ya sea en la casa de uno, en un bar o en cualquier otro sitio-.

"En primer lugar y de manera prioritaria, el objetivo es compartir la fe con otras personas, en un ámbito más íntimo, con la intención de que esa pequeña comunidad viva con más intensidad el hecho de acompañarse unos a otros en el seguimiento y conocimiento de Cristo. Todos vamos del brazo, pero es posible realizarlo más personal e íntimamente en pequeñas comunidades, grupos o células. Podríamos describir este primer objeto de los Revolcaderos con una sola palabra: cuidarse entre los miembros del grupo", según detallan.
 
God Stop
A lo largo del año proponen varios fines de semana para retirarse de God Stop. Estos son rasgos que los caracterizan:
 
1. Le llaman"Parada de Dios", pues es un fin de semana dedicado a Dios, solo a Dios.
2. Paradas de fin de semana en las que huyen del mundo para entrar en uno mismo, y sintonizar con Dios.
3. Sumándose a la vida de alguna comunidad contemplativa: lugares donde la gente que vive allí vive para orar.
4. Todo el tiempo en silencio: silencio exterior para favorecer la escucha de nuestro espíritu y del Espíritu que ahí habita.
5. Cantan con la comunidad Laudes, Vísperas y Completas, y comparten la Liturgia.
6. Tiempo ante el Santísimo expuesto; cada mañana o tarde la terminan con una Hora Santa; los ratos de silencio comienzan con algunas ideas o sugerencias, o temas que se plantean para que los trabaje cada uno.
7. Un encuentro informal, un locutorio, con la comunidad que allí viven.
8. Lo proponen a amigos, especialmente a quienes están alejados de Dios.

Unos God Stop van dirigidos a universitarios y jóvenes profesionales, otros a matrimonios,"como una ayuda a sanar las heridas que puedan haber surgido, con el deseo de que el Espíritu les lleve a la frescura del primer amor". Otros son específicos para los Grupos Frontera.
 
God Break
En cada Grupo Hakuna hay un coordinador de los God Break, coordinado a su vez con los coordinadores de los otros Grupos Hakuna.

Una vez al mes se organiza un God Break para aquellos a quienes les pueda ir bien. Es como un mini-God Stop. Su duración suele ser de 3 horas. Su actividad es fundamentalmente la adoración al Santísimo.

Cada uno se centra en un tema específico. Su objetivo es hacer un parón cada mes para rezar.
 
Compartiriados
A los trabajos llamados de acción social o voluntariados prefieren llamarlos compartiriados para subrayar que son ratos "en los que compartimos cada uno lo suyo". 

Escapadas
Sobre todo en periodos vacacionales o fines de semana, se organizan escapadas que pueden ser largos compartiriados o peregrinaciones o excursiones, en las que se comparte vida. "Son ocasión de que personas alejadas conozcan la vida de los cristianos", apuntan.
 
Encuentros Hakuna
Con cierta frecuencia se organizan encuentros para las personas de distintos grupos, compartir, conocerse, y transmitirse experiencias.


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Religión
Lo que no debes perderte en Guadalajara...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales