Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Página inicioFavoritos
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Domingo, 22 de abril de 2018

El doctor Montes apoya al grupo que desde Guadalajara trabaja por el derecho a una muerte digna

Ha mantenido una charla y posterior debate en la Bibliteca de Dávalos
Actualizado 16 abril 2018 20:53  
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   ¿Algún error?   |   Enviar  |   Comentar 1   

 Noticias relacionadas
 No llegan ni a cien los alcarreños que decidieron por escrito en 2017 cómo quieren morir
 Temas relacionados
Con salón lleno y mucha expectación entre los asistentes se ha celebrado este lunes en Guadalajara la anunciada comparecencia de Luis Montes, el médico anestesista que centró tantas polémicas hace años por su actividad en Madrid y que preside la Asociación Federal "Derecho a Morir Dignamente" (DMD).

Esta organización no sólo promueve los cambios legislativos necesarios para que deje ser considerado penalmente homicidio tanto la práctica de la eutanasia como la asistencia al suicidio, sino que asesora legalmente a los enfermos y a sus familiares, a los que también presta apoyo psicológico y acompañamiento.

Desde el pasado mes de noviembre, la DMD tiene presencia en Guadalajara. Ha sido una de sus impulsoras, la psicóloga clínica María Castillo Lasala, quien ha introducido el acto para situar el debate "en el derecho a decidir sobre la propia vida" y encarecer a los presentes a tomar conciencia de que "es muy importante el testamento vital". Lamentablemente, este documento, fundamental para conocer los deseos de quien no tiene ya capacidad para expresarlos por sí mismo en el tramo final de su existencia, sólo puede ser formalizado en Guadalajara en la Delegación de la Junta, los lunes, con cita previa y con un corto margen horario. "Es un documento que evita a la familia lo difícil y doloroso que es tomar decisiones por otro en un trance como ese. Lo mismo, para lo sanitarios", ha enfatizado Castillo.

La peculiar figura del "homicidio compasivo"
Luis Montes, ahora jubilado pero firme en la batalla que le hizo conocido, es presidente de una federación que agrupa en España a 6.500 socios. En su apostolado alcarreño (que tendrá continuidad en una nueva y ya anunciada segunda cita después del verano) ha centrado buena parte de la intervención en los aspectos legales de la cuestión.

El enfoque prioritariamente jurídico no es baladí por cuanto el artículo 143.4 del Código Penal impide la eutanasia y la califica de homicidio. Es así desde 1995, con el socialista Belloch como ministro, cuando tenía a su lado a De la Vega y a Margarita Robles. Se considera un logro "progresista" porque se le reducían las penas en dos grados a ese "homicidio compasivo", aunque homicidio se ha seguido considerando en nuestro país a todos los efectos.
 
"En realidad, de lo que se está discutiendo es de la propiedad de la vida, de quién es", ha concretado con suma precisión Luis Montes.

Conocido es que Suiza no pone trabas legales a que se lleve a término esa libre decisión, al igual que ocurre en los tres países del Benelux. Es previsible que Portugal adelante a España por la izquierda y que en 2019 tenga ya aprobada la ley de eutanasia y suicidio asistido que está en trámite parlamentario a instancias del Bloco de Esquerdas, socio decisivo de gobierno en el país vecino.
 
Aquí, cuando Podemos llevó un proyecto similar de Ley Orgánica, en el pleno correspondiente PSOE, Ciudadanos y PdCat se abstuvieron, por lo que la propuesta decayó.

Por lo tanto, sigue vigente, y así seguirá por un tiempo indeterminado pero presumiblemente largo, ese "homicidio compasivo", en los términos siguientes:

Artículo 143
1. El que induzca al suicidio de otro será castigado con la pena de prisión de cuatro a ocho años.
2. Se impondrá la pena de prisión de dos a cinco años al que coopere con actos necesarios al suicidio de una persona.
3. Será castigado con la pena de prisión de seis a diez años si la cooperación llegara hasta el punto de ejecutar la muerte.
4. El que causare o cooperare activamente con actos necesarios y directos a la muerte de otro, por la petición expresa, seria e inequívoca de éste, en el caso de que la víctima sufriera una enfermedad grave que conduciría necesariamente a su muerte, o que produjera graves padecimientos permanentes y difíciles de soportar, será castigado con la pena inferior en uno o dos grados a las señaladas en los números 2 y 3 de este artículo.


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Sociedad
 Comentarios

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
  
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de lacronica.net y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Para el mejor funcionamiento de este servicio, La Crónica de Guadalajara se reserva el derecho de suprimir aquellos comentarios que pueda considerar inadecuados, especialmente los que sean susceptibles de vulnerar la legislación vigente y los que, en su sentido más amplio, entorpezcan su utilización por el resto de los lectores de acuerdo con las normas generales de convivencia.
La Crónica de Guadalajara declina toda responsabilidad respecto al contenido de los comentarios publicados, que es exclusiva de sus autores, y facilitará la identificación mediante IP o con cualquier otro medio técnico a su alcance si así le fuera requerido por la Autoridad competente.
daniel gallardo
17/04/2018
Doctor Montes.
Resulta incomprensible que a estas alturas se facilite una inyección letal a un animal de compañia para evitar su sufrimiento, y que en el caso de humanos. se obligue, por mor de una legislación obtusa, a tantos y tantos enfermos terminales a fortísimos dolores y padecimientos acompañados de parálisis, incontinencias, vómitos, asfixia y otros estados degradantes e insoportables. A los legisladores o a sus amos habría que llevarlos a las unidades de paliativos una temporada.

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Autores  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales