Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Página inicioFavoritos
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Domingo, 23 de septiembre de 2018

El PSOE ante su espejo

Actualizado 14 diciembre 2017 14:26  
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   ¿Algún error?   |   Enviar  |     

Es sorprendente la capacidad que tiene la política para demostrarnos a todos que, generalmente, es más fácil, productivo y rentable ser político que ciudadano de a pie de los normales, la mayoría cumplidora, celosa de las cosas bien hechas, contribuyente a la causa común, claro que también a la Hacienda Pública, respetuosa de las leyes y las reglas del juego. Y lo es porque incluso siendo delincuentes, cuando hablamos de  políticos, siempre vendrá alguien de su gremio a decirnos que no es para tanto, que en realidad no han hecho nada especialmente grave y que, claro, merecen incluso un ¡indulto!

La ocurrencia descabellada del señor Iceta en Cataluña reclamando un indulto, aún antes de ser algo en el nuevo Parlamento catalán, no podemos verla en ninguna otra clave que no sea la de falta de respeto absoluto, y un desprecio mayúsculo, a todos los españoles, entre ellos una gran mayoría de catalanes claro está, que cada día hacen su trabajo, pagan sus impuestos, no mienten, no roban, no delinquen, no rompen la Constitución ni las reglas del juego que todos nos hemos dado voluntariamente, pero que no tienen un padrino en la política para saltarse a la torera las normas cuando les llega una multa de tráfico, una inspección de Hacienda o el simple recibo de la luz con un error de cientos de euros, pero no, estos ciudadanos de a pie no tienen un Iceta que les pida la amnistía y les evite pagar la multa, con sus intereses incluidos.

Es tal el despropósito en que está incurriendo el PSC al pedir Iceta que los presos por un delito de una gravedad extrema, como es romper España y la Constitución Española acabando de golpe y porrazo con el mayor periodo de estabilidad y desarrollo de la moderna historia de España, sean indultados por el Gobierno de España, precisamente del país que quieren romper, que solo es asumible si realmente cree este candidato que la política, y los políticos, pueden hacer lo que les de la real gana para preservar sus privilegios. Con esta propuesta, que sería motivo más que suficiente para el PSOE rompiese de una vez por todas amarras con sus estimados compañeros del PSC, Iceta solo demuestra que para él es tolerable socialmente, éticamente,  políticamente, cometer un hecho de extraordinaria gravedad como es  lo que han hecho los independentistas, no hay otra lectura posible.

Los delitos que se les imputan a los ahora presos independentistas son, pese a que se pretenda confundir en algunos ámbitos políticos, de una dimensión muy distinta a los delitos de corrupción cometidos también por políticos, empresarios o funcionarios públicos, aún siendo absolutamente detestables,  y son evidentemente mucho más graves que esos aunque pueda parecer lo contrario. Atentan contra principios constitucionales, contra la sociedad en su conjunto, contra los principios más básicos de la convivencia en paz de los españoles.

Con lo que ha ocurrido en Cataluña, con lo que está pasando ahora con sus empresas, falta de convivencia pacífica, acoso a los partidos que no son independentistas, incluso a sus familias, a los jueces, a los ciudadanos que piensan distinto, la propuesta de Iceta solo puede venir de alguien que, además de un irresponsable absoluto, entiende la política como un juego de privilegiados que tienen derecho a todo para conservar su estatus y están por encima de las normas y las leyes.

Pero si resulta sorprendente que un candidato puede decir esta barbaridad, más aún me sorprende la falta de respuesta contundente y definitiva del PSOE. ¿Está también Sánchez de acuerdo con esta propuesta de indulto?


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Entre Molina y el mundo

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Autores  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales