Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Página inicioFavoritos
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Jueves, 22 de noviembre de 2018

El PSOE provincial, en evidencia

Actualizado 5 septiembre 2018 10:45  
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   ¿Algún error?   |   Enviar  |     

Aunque no es nada extraño que ocurra, no parece muy inteligente airear desde dentro los trapos sucios que hay en el PSOE de Guadalajara, y menos aún que lo haga su secretario de organización provincial y portavoz en las Cortes regionales, Rafael Esteban.

Pocas cosas me sorprenden en política a estas alturas de la vida, pero tengo que reconocer que me llamó poderosamente la atención el tono cínico e irrespetuoso del PSOE provincial hacia la recientemente nombrada directora general de Trabajo Autónomo, Economía Social y Responsabilidad Social de la Empresa, María Antonia Pérez León.

Y me llamó la atención porque, sin entrar en otras valoraciones sobre su valía o perfil profesional para el puesto en cuestión, Pérez León ha sido un referente en la política provincial socialista al ser, en su momento, primera mujer elegida presidenta de la  Diputación Provincial de Guadalajara y primera mujer en ostentar la secretaria provincial del PSOE.  Por tanto, parece que, al margen de las inquinas personales y otras miserias humanas más o menos explicables, merecería más consideración por parte de los dirigentes actuales de su propio partido.

Pérez León llega a un alto cargo del  Gobierno de España de la mano de la guadalajareña de adopción y corazón Magdalena Valerio. Se trata de un cargo de confianza y de libre designación por parte de la señora ministra y, aunque algunos antes en puestos de mando ministeriales nos han salida rana, parece que para la provincia podría ser positivo a priori contar con gente de la tierra en estos puestos.

La nota oficial del PSOE de Guadalajara dice muy poco a favor de quien o quienes la hayan urdido, muy poco. Poner al descubierto, ante la opinión pública, la existencia de enfrentamientos, familias o problemas de egos en el interior de un partido político no parece muy pausible.

Y  dejar entrever su malestar así, públicamente, por haberse enterado del nombramiento a través de la prensa deja en muy mal lugar al propio Esteban, como secretario de organización, y a su secretario provincial y diputado nacional, Bellido, de quienes podría pensarse, en el mejor de los casos, que no gozan en absoluto de la confianza de Magdalena Valerio y de su principal valedor ahora, nada menos que  el mismísimo presidente del  Gobierno. Pero además, ha motivado que algún destacado socialista se pregunte si tampoco Page lo sabía. Buena pregunta, sin duda.

Para ahondar más en el desatino de la nota oficial, le piden a Pérez León que ayude desde su puesto a resolver asuntos provinciales que llevan décadas estancados, que no son de su competencia directa y que, como socialista ahora en el Gobierno, tendría la misma obligación de intentar ayudar en su solución que otros socialistas ilustres también con cargo y mando: el  propio Page, el diputado y secretario provincial Bellido y el mismísimo Esteban, entre otros. Su responsabilidad en estas lides es, exactamente, la misma que pueda tener la yunquerana Pérez León.


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Entre Molina y el mundo

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Autores  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales