Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
El Tiempo Guadalajara Búsqueda por palabras Búsqueda por etiquetas Suscripción   
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Jueves, 5 de diciembre de 2019

El traje de los astronautas se inventó en Guadalajara

En 1935, en la Academia de Ingenieros, por el militar Emilio Herrera
Emilio Herrera, con su traje espacial.
Actualizado 20 julio 2019 12:48. Primera publicación 20 julio 2019 12:44.
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a Linkedin+Compartir con Whatsapp ¿Algún error?Enviar por emailImprimir

 Noticias relacionadas
 La Diputación reivindica la figura del general Emilio Herrera en el desarrollo de la aviación
 Temas relacionados
Ahora que se cumple exactamente medio siglo de la llegada del hombre a la Luna, conviene recordar que uno de los aditamentos técnicos más necesarios para ese viaje tuvo su origen en Guadalajara. No es ninguna broma ni tampoco una fake news. El traje espacial de los astronautas se inventó en Guadalajara.

El responsable de ese hallazgo fue Emilio Herrera, que había ingresado en la Academia de Ingenieros de la capital alcarreña a los 18 años. Este militar, pionero de la aerostación y de la aviación españolas, desarrolló en vísperas de la Guerra Civil su "traje estratosférico", que ya contenía todos los elementos esenciales de los diseños posteriores, ya fuera en la Unión soviética como en los Estados Unidos.

La llegada de este inquieto andaluz a Guadalajara se produjo en 1897. Pocos años después, en 1905, ya era piloto de globos y en 1911 se graduaba en la primera promoción de pilotos de aeronaves en España. Coincidió en la Academia con el pionero de la fotografía, Ortiz Echagüe, con el que en 1914 atravesaría por el aire el estrecho de Gibraltar. 

El propósito del traje planteado por Herrera no era otro que asegurar la supervivencia humana incluso en alturas tales como los 37.000 metros de altitud, incluso en globos de barquilla abierta. Además de un sistema autónomo de respiración, la escafandra contaba con micrófono y hasta con una visera para protegerse de las radiaciones ultravioletas.

Fiel a la República aunque de ideas conservadoras y católico, llego a ser presidente en el exilio entre 1960 y 1962. Quien terminaría teniendo más fama y reconocimiento en España sería su hijo, el poeta Emilio Herrera Petere, ya muy activo en el mundo de las letras tanto durante la contienda como en el exilio, también desde Suiza.


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Sociedad
Lo que no debes perderte en Guadalajara...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales