Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Página inicioFavoritos
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Domingo, 22 de octubre de 2017

En defensa del AD Molina de Aragón (C.F.)

Actualizado 11 octubre 2016 10:40  
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   ¿Algún error?   |   Enviar  |     

 Temas relacionados
Yo comprendo que a los políticos se les llene la boca proclamando a los cuatro vientos lo mucho y bien que hacen las cosas en defensa del medio rural y, sobre todo, en apoyo del mantenimiento de la población en nuestros pueblos.
 
Solo que, lamentablemente, los datos les dejan en evidencia cada día que pasa, solo habría que mirar las estadísticas de población de nuestra provincia en los pueblos más pequeños y en las comarcas rurales para darse cuenta y poder decirles, sin ambigüedades, que mienten como bellacos y que cuando salen en ruedas de prensa anunciando grandes medidas en apoyo de la población rural saben que nos están engañando.
 
Pero es que, además, cada día tenemos ejemplos de cómo la hipocresía se ha instalado en nuestras instituciones y en cargos representativos que, en el momento de la verdad, no hacen nada en concreto para demostrar que, efectivamente, se trabaja por el mantenimiento, no digo ya aumento, de la población de nuestros pueblos.
 
Les hablo de un caso puntual, pero significativo. El equipo de fútbol AD Molina de Aragón, que ha militado con gran esfuerzo y sacrificio personal de sus jugadores, en una liguilla provincial ha renunciado este año a la competición al no poder hacer frente a un gasto de entre 8.000 y 10.000 euros que necesitan, sobre todo para atender los gastos federativos (enormes y desproporcionados) y gastos de desplazamiento (Molina lejos de casi todos los municipios que cuentan con equipo, por lo que cada quince días afrontan importantes costes de desplazamiento, mientras que el resto de equipos solo hacen un desplazamiento tan largo por temporada).
 
Por tanto, renuncian y se queda sin competición un grupo de jóvenes que practican deporte, que se sacrifican por este deporte, que hacen una actividad que todos bendecimos como buena y que posiblemente ahora, con ese problema que tienen, dediquen su tiempo a otras cosas menos recomendables.
 
¿Y qué compromiso real encuentran en esas instituciones que dicen que luchan  contra la despoblación, lejos de remitirles a las subvenciones establecidas quizá con criterios igualitarios pero profundamente injustos?. Se lo digo yo, aunque el lector ya se lo imagina: ninguno.
 
Buenas palabras, buenas caras, y ninguna solución, ninguna. Y yo me pregunto para qué están entonces la Junta de Comunidades y sus  cargos en la provincia. Para nada que suponga defender la necesidad de articular medidas excepcionales para situaciones excepcionales, que es exactamente la que tienen estos jóvenes de Molina para practicar deporte. Y lo que pasa en buena parte del medio rural provincial.
 
Si a un grupo de jóvenes que quieren jugar al fútbol federado en el medio rural, que necesitan dedicar mucho tiempo y dinero para participar en esta competición, que precisan de medidas especiales de la Federación de Fútbol de Castilla-La Mancha y por supuesto de la Junta de Comunidades, se les trata  con idéntico rasero que a aquellos otros clubs de la capital o próximos la capital, que apenas gastan dinero en sus desplazamientos y que además tienen otras muchas opciones culturales, deportivas y de ocio, que allí en Molina no tienen, nada podemos esperar de esta clase política acomodada y complaciente que a la vista está para lo que sirve.


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Entre Molina y el mundo

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Autores  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales