Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
El Tiempo Guadalajara Búsqueda por palabras Búsqueda por etiquetas Suscripción   
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Viernes, 19 de julio de 2019

Estamos a punto de acabar con la despoblación en Guadalajara... mientras dure el verano

El conjunto de la población de la provincia casi se dobla durante estos meses
Con esta imagen Ernesto Navarro fue ganador del I Concurso de fotografía Pueblos de la Arquitectura Negra"
Actualizado 17 junio 2019 10:08. Primera publicación 16 junio 2019 11:18.
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a Google+Añadir a Linkedin+Compartir con Whatsapp ¿Algún error?Enviar por emailImprimir

 Temas relacionados
Los municipios de Castilla-La Mancha aumentan su población en época estival en un 70,5%, según los últimos datos de población estacional publicados por el Ministerio de Política Territorial y Función Pública a través de la Encuesta de Equipamientos e Infraestructuras Locales de 2017.

En la provincia de Guadalajara, de las 452 entidades locales estudiadas, la pedanía de Cabida es la que mayor aumento de población sufre, desde una persona empadronada hasta los 75 vecinos, un incremento del 7.400%.

La EATIM de Tordellosos, la pedanía seguntina de Torrevaldealmendras y Balbacil son las otras entidades que mayor aumento poblacional alcanzan en época estival, multiplicándose sus habitantes por 45, 37 y 36 respectivamente.

En cambio, Quer, Villanueva de la Torre y Yunquera de Henares son las tres localidades del estudio que menos aumento poblacional registran en esos meses.

En las dos primeras localidades este aumento es del 7%, donde los vecinos suben en 52 y 446 respectivamente, mientras que en la última es del 4%, con 165 habitantes más respecto a su padrón.

En términos generales, en el territorio de la provincia aumentó la población en verano de 2017 un 86%, siendo los empadronados en las 452 entidades analizadas de 169.249 y su población estacional durante esos meses, de 314.138.

Según explica el Censo de Población de 2001, publicado por el Instituto Nacional de Estadística, la población estacional --también denominada flotante o variante-- es "el conjunto de personas censables que tienen algún tipo de vinculación habitual con el municipio en cuestión, ya sea porque residen allí, porque trabajan o estudian allí o porque, no siendo su residencia habitual, suelen pasar allí ciertos periodos de tiempo (veraneos, puentes, fines de semana)".

Por otro lado, los geógrafos de la Universidad de Valladolid José María Delgado y Luis Carlos Martínez, en su estudio 'Importancia de la población flotante en los municipios rurales del interior peninsular', explican que los municipios rurales se caracterizan por una continua pérdida de población y destacan de forma positiva que existe un aporte demográfico no contabilizado.

Este es el de la población estacional, asegurando que "los datos manejados revelan que durante el verano, particularmente, los residentes en estos ámbitos llegan a duplicarse holgadamente".

Por tanto, en base a lo anterior, existe una vinculación entre las vacaciones de verano y el aumento de la población de los municipios de España y Castilla-la Mancha.

Según los datos del Ministerio, relativos a 2017, los municipios de menos de 50.000 habitantes de la región --que son los que recoge el informe--, la población pasó en los meses estivales de los 1.471.599 empadronados a los 2.509.006 de habitantes estacionales. En términos porcentuales, esto supone un incremento del 70,5% de la población de las 1.73 entidades locales de Castilla-la Mancha recogidas en el estudio.


Por provincias, Cuenca es la que mayor aumento registra, más del doble, y Ciudad Real la que menos, multiplicando sus habitantes en verano por 1,37.

Tras el análisis de los datos, Cuenca es sin duda la provincia de Castilla-la Mancha que más ve aumentada su población en los meses de verano. Esta se multiplica hasta por un 2,23, y tiene su mayor incidencia en la urbanización de Casalonga, en el término municipal de Villar de Cañas, donde la población empadronada es de 3 personas y la estacional asciende hasta las 1.200.

Yémeda, Villaseca, Villar del Saz de Navalón y Pineda de Ciguela son otros de los pueblos que más ven aumentada su población. De hecho, en la primera localidad se llega a multiplicar hasta por 22, pasando de los 22 empadronados a los 500 vecinos estacionales, mientras que en el resto la población se multiplica en época estival por 20, 17,8, y 16,3 respectivamente.

Al otro lado de la tabla nos encontramos con las localidades de Quintanar del Rey, San Clemente y Arcas, que son las que menos aumentan su población en verano. La población de estas tres localidades se multiplica por 1,2, 1,1 y 1,005 respectivamente.

Con todo, la provincia de Cuenca registró en 2017, año del último estudio, 143.488 en las 314 entidades analizadas, siendo la población flotante de 320.355 habitantes. De esta manera, se multiplicó por más de dos, en total un 123%.


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Provincia
Lo que no debes perderte en Guadalajara...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales