Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
El Tiempo Guadalajara Búsqueda por palabras Búsqueda por etiquetas Suscripción   
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Miércoles, 27 de marzo de 2019
   Crónicas tecnológicas  |  El paseante  |  Editorial  |  De mi cosecha  |  En pocas palabras  |  Otras opiniones  |  

Gracias, Pedro Pablo, por conseguir que veamos más desnudos en libertad

El rapto de las hijas de Leucipo, de Rubens.
Actualizado 30 septiembre 2018 12:11. Primera publicación 30 septiembre 2018 11:19.
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a Google+Añadir a Linkedin+Compartir con Whatsapp ¿Algún error?Enviar por emailImprimir

Hay algunos muertos que gozan de mejor salud que muchos vivos. Entre estos casos, uno de los más notables es el de Rubens, que 378 años después de su fallecimiento ha conseguido lo que todos nosotros deseamos y jamás logramos: meter en vereda a Facebook.

Hace unos días, el difunto Pedro Pablo abrió su casa en Amberes para recibir a los emisarios de Mark Zukerberg y a los de Turismo de Flandes. Andaban estos últimos amostazados después de comprobar que la red social norteamericana censuraba sistemáticamente las orondas mujeres desnudas del pintor flamenco, con lo que todas sus últimas campañas se quedaban bloqueadas en Facebook por este melindroso criterio.

Los flamencos no se callaron y movilizaron por Internet todo lo que pudieron y mucho más, con lo que Facebook ha terminado por claudicar, cambiando el algoritmo y anunciando que en breve también simplificarán el procedimiento para impugnar contenido bloqueado con desnudez artística.

Si miramos hacia atrás, de lo poco que tuvo de rentable para Castilla la defensa por los Austrias de los Países Bajos españoles, incluida la Guerra de los Ochenta Años, está que hoy podamos disponer en El Prado de una magnífica colección de óleos de Rubens, artista tan del gusto de Felipe IV no sólo por su pincel sino también por sus servicios como espía.

Que Facebook nos haya estado impidiendo ver las sonrosadas carnalidades de las adorables gordas de Rubens es sólo un dato más de los tiempos de mojigatería monjil en que nos hemos ido metiendo, por las psicopatías de algunos colectivos y por la cobardía del resto, que soportamos que otros nos marquen lo que es bueno y lo que es malo, como si cada uno de nosotros no pudiera decidir qué hacer, libremente, con su vida y con sus orificios. Ni para el sexo, ni para la comida ni para casi nada.

Pedro Pablo, cachondo redomado, pintor excelso, sabio negociante de tu arte... gracias por habernos demostrado que Facebook puede ser derrotado. ¡Pudibundos del mundo, temblad! ¡Vamos a por vosotros!

Aunque sea con calma y disimulando... pero caerán, víctimas de la libertad.

Qué gran placer al menos imaginarlo.
 

P.D: En Bélgica andan todo este año celebrando su recuerdo y explotándolo como reclamo turístico, lo cual es un bálsamo en tiempos de jueces irredentos que caminan tras la sombra del peregrino, en todos los sentidos, llamado Puigdemont. Viajar hasta allí es un alivio para el nacionalismo y un regalo para la vista, además de una felicidad completa para los amantes de la buena cerveza. Acérquense, si aún no lo han hecho, para comprobarlo.
 


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de En pocas palabras
Lo que no debes perderte en Guadalajara...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales