Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
El Tiempo Guadalajara Búsqueda por palabras Búsqueda por etiquetas Suscripción   
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Martes, 25 de junio de 2019

Guerra al cemento y a la uralita, por ley, en los Pueblos Negros

A partir de ahora, cualquier proyecto que se quiera poner en marcha en alguno de los pueblos de la zona tendrá que someterse a una serie de requisitos indispensables.
Actualizado 9 octubre 2007 18:26
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a Google+Añadir a Linkedin+Compartir con Whatsapp ¿Algún error?Enviar por emailImprimir

La Comisión Provincial de Patrimonio ha aprobado las nuevas normas subsidiarias de los municipios de Valverde de los Arroyos; Majaelrayo y Campillo de Ranas, localidades emblemáticos de la Arquitectura Negra de Guadalajara, en las que unifican criterios de construcción para salvaguardar una zona de alto valor paisajístico y urbano

La iniciativa surgió de los propios ayuntamientos, y desde el principio contó con el respaldo de la Comisión de Patrimonio, que fue quien propició la elaboración de la normativa de protección que ahora se ha aprobado.

A partir de ahora, cualquier proyecto que se quiera poner en marcha en alguno de estos tres pueblos dependerá de su armonización con la arquitectura tradicional de la zona, así como con su entorno inmediato. Asimismo, será de obligado cumplimiento la elaboración de un catálogo edificatorio con cinco líneas de actuación.

Se hará hincapié en el cerramiento de parcelas y solares para adaptarlas a las tipologías existentes en la zona, en muro macizo, y en las cubiertas, que podrán ser a una o dos aguas. La pendiente a tres aguas sólo podrá realizarse con el tercer faldón al modo tradicional, con una altura máxima  de la cumbrera de cuatro metros desde la cara superior del forjado.

En las nuevas normas está prohibido el cruce de calles con cables eléctricos; el salto de altura en los faldones; los dientes de sierra; los buhardillones; las cubiertas planas y las terrazas abiertas en cubierta o sobre ella.

También recogen un apartado sobre la instalación de paneles solares para cumplir con la normativa. En este sentido, la Comisión Provincial de Patrimonio ha acordado, con criterio general, eximir de la obligatoriedad de disponer de una  instalación de captación; almacenamiento y utilización de energía solar de baja temperatura, mediante paneles solares térmicos a todos aquellos inmuebles característicos de la Arquitectura Negra.

Las chimeneas, los aleros y los canalones también tendrán unas características específicas, así como los materiales. En este sentido, los acabados serán en lajas de pizarra de morfología irregular; dispuestas al modo tradicional y de la tonalidad de la zona. En los edificios singulares de valor histórico-artístico sólo se admitirán los materiales existentes en la actualidad.

En cuanto a las fachadas se establecerán con criterios de integración y respeto a las edificaciones tradicionales.



¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Provincia
Lo que no debes perderte en Guadalajara...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales