Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Página inicioFavoritos
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Domingo, 23 de septiembre de 2018

Justicia por 10.000 euros, para el que los tenga

Acceso a los Juzgados de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Actualizado 10 enero 2018 18:33  
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   ¿Algún error?   |   Enviar  |     

En el ya lejano 3 de junio de 2015, el Chismorreador de LA CRÓNICA le dedicaba uno de sus sueltos al dúo dinámico formado por Beatriz Talegón y José García Salinas. En realidad, era un trío, pues había que añadir a la circunstancial pareja al compañero de la famosa cabanillera. Lo suyo eran furores judiciales, en nada sicalípticos.

Si no se acuerdan de lo que pasó, baste con recordar que el alcalde de Cabanillas sintió manchado su honor por algunas palabras fuera de tono de la inquieta exsocialista, remachadas en pública concurrencia con otras no menos volcánicas de aquel con quien comparte vida y verborrea.

El "pisotón" informativo de nuestro chafardero1 de guardia se cumplió, porque es sabido que ese columnista bebe de buenas fuentes. Ahora, pasados dos años y medio, el asunto sigue su periplo judicial, salpicado de victorias onerosas para Salinas y derrotas sucesivas para los denunciados.

Y pese a todo, quizá lo más relevante pase desapercibido. En lo más profundo de la información de LA CRÓNICA, Salinas se lamenta del coste económico que para él ha tenido el proceso judicial, que ha cifrado en 10.000 euros. Primero hay que tenerlos, luego hay que ponerlos y más tarde esperar que las sentencias vengan bien dadas, aunque se tenga razón y el juez te la dé según y cómo.

A este que les escribe la cifra del lamento se le ha clavado en la memoria, porque coincide con los 10.000 euros que un/a político/a de Guadalajara le reclamaba meses atrás y juez mediante a este periódico por una información veraz y documentada pero asaz inconveniente para la imagen de ese cargo público (o carga pública) que sigue por ahí. No es el único caso y, como en todos los demás, ahí lo dejamos, como molestos gajes del oficio. Mejor callar que regalar publicidad gratuita.

En pocas palabras: Nos quejamos del poder Ejecutivo, nos reímos del poder Legislativo y de sus representantes, pero deberíamos plantarnos ya y reclamar hasta conseguirlo un poder Judicial respetado y respetable. En eso, hasta los jueces estarían de nuestra parte. Cuando se lograra, quizá acudir al Juzgado dejaría de ser tan caro para el que no tiene culpa y tan barato, tantas veces, para el culpable.

Nota importante: Chafardear es un verbo antiguo, que este periodista aprendió con los tebeos de Bruguera. Tan catalán es el origen de ese término (y así lo reconoce la RAE) como catalana era la editorial que a cambio de un duro te permitía seguir las aventuras del reporter Tribulete, que trabajaba en ese gran periódico imaginario llamado "El Chafardero Indomable". Dicho sea todo esto sin dobles intenciones, en nuestro sincero afán por informar al lector y con la esperanza de que al catalanismo independentista no le parezca mal esta muestra, otra más, de que ellos y nosotros somos uno, por nuestro pasado. Aunque nos quieran quitar lo común para el futuro. 


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de En pocas palabras

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Autores  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales