Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
El Tiempo Guadalajara Búsqueda por palabras Búsqueda por etiquetas Suscripción   
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Sábado, 20 de julio de 2019

La botarga de Valdenuño alcanza la categoría de “fiesta de interés turístico regional”

La declaración oficial se ha publicado este martes en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha
Actualizado 18 diciembre 2018 09:33. Primera publicación 18 diciembre 2018 09:26.
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a Google+Añadir a Linkedin+Compartir con Whatsapp ¿Algún error?Enviar por emailImprimir

 Temas relacionados
El Gobierno regional ha aprobado la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional de la Botarga de Valdenuño Fernández o fiesta del Santo Niño Perdido, según publica este martes el Diario Oficial de Castilla-La Mancha.

El director provincial de Economía, Empresas y Empleo, Santiago Baeza, ha destacado que con la declaración de esta fiesta como de Interés Turístico Regional, "el Gobierno de Castilla-La Mancha quiere preservar esta tradición con tanta historia y arraigo en Valdenuño y hacer un reconocimiento a la implicación de las vecinas y vecinos para que no se pierda su historia".

La fiesta es una de las tradiciones con más historia de la región, ya que su origen data del siglo XVIII. En concreto todo apunta a que fue en el año 1721 cuando un niño de la localidad se perdió y el pueblo entero se volcó en su búsqueda hasta que dieron finalmente con él en la Iglesia.

Desde entonces, de manera ininterrumpida, salvo los diez años siguientes a la Guerra Civil, década en la que se suspendió por considerarse una fiesta pagana, cada año se recuerda este acontecimiento el primer domingo después de la festividad de Reyes, con la participación del pueblo entero en dicha celebración.

La tradición se complementa además con el ritual de esconder la imagen del Santo Niño por las bodegas del pueblo, lo que genera la búsqueda de dicha imagen y una vez encontrada es celebrada con el baile del paloteo.

Un paloteo particularmente sonoro y enérgico que, según la tradición, representa la lucha del bien (representado por los danzantes) contra el mal (representado por el botarga).

DANZANTES, BOTARGA Y TAMBORILERO
El núcleo de la fiesta lo protagonizan un grupo de ocho danzantes, la botarga, el tamborilero y un par de mozos que acompañan al grupo asistiendo con palos de repuesto y alforjas para los donativos que recogen.

Este grupo comienza la búsqueda del Santo Niño Perdido por todas las casas de la localidad de Valdenuño hasta llegar a la Iglesia, donde tiene lugar la Danza del Paloteo.

A continuación se realiza otra representación del baile del paloteo en la Plaza de la iglesia, en la que participa el botarga con una máscara antiquísima de un elevado valor histórico.

La lucha entre el bien y el mal no sólo queda representada ese día mediante el paloteo, sino también con una guerra de naranjas entre danzantes y botarga en la que participan los jóvenes de la localidad.

Con la declaración de la fiesta del Santo Niño Perdido son ya 19 las Fiestas de Interés Turístico Regional declaradas en Guadalajara.


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Provincia
Lo que no debes perderte en Guadalajara...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales