Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Página inicioFavoritos
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Domingo, 22 de octubre de 2017
   Cultura | Libros | 

La música inédita de tres maestros de capilla de la Catedral de Sigüenza revive este sábado

Son obras de los siglos XVIII y XIX, de Salvador de Sancho, Acacio Garcilópez y Juan Lorenzo Muñoz
Una original perspectiva de la catedral de Sigüenza.
Este 23 de septiembre, los historiados muros de la Catedral de Sigüenza acogerán, doscientos años después, los sonidos perdidos (aún inéditos) de la música de Salvador de Sancho, Acacio Garcilópez y Juan Lorenzo Muñoz, tres maestros de capilla de la Catedral de Sigüenza de los siglos XVIII y XIX.
Actualizado 21 septiembre 2017 09:49  
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   ¿Algún error?   |   Enviar  |   Comentar 0   

 Temas relacionados
Este 23 de septiembre, los historiados muros de la Catedral de Sigüenza acogerán, doscientos años después, los sonidos perdidos de la música de Salvador de Sancho, Acacio Garcilópez y Juan Lorenzo Muñoz, tres maestros de capilla de la Catedral de Sigüenza de los siglos XVIII y XIX.
 
No es necesario retroceder hasta épocas muy antiguas para sorprenderse por el hallazgo de extraordinarias obras musicales que han permanecido en el anonimato hasta la fecha. Las postrimerías del siglo XVIII, e incluso los siglos XIX y XX, deparan sorpresas en forma de partituras y autores inéditos que empiezan a mostrar tímidamente sus sonidos cuando se edita en cualquier programa de escritura musical sus viejos manuscritos y se ponen en marcha las aplicaciones de edición sonora.
 
Un buen ejemplo para ilustrar estas cuestiones se puede encontrar en el magnífico archivo musical de la Catedral de Santa María la Mayor de Sigüenza. Fue en mayo de 1955 cuando la Santa Sede promulgó una serie de decretos consistoriales mediante los cuales se cambiaban los límites geográficos de las distintas diócesis españolas. Así, la de Sigüenza pasó a coincidir plenamente con la provincia de Guadalajara, pero hasta entonces agrupaba las tierras de Berlanga de Duero y de Almazán (actualmente en la diócesis de Osma), la comarca de Ariza (hoy día perteneciente al Obispado de Tarazona) y la de Ayllón (ahora en la diócesis de Segovia).
 
Los coros Aula Boreal de Bilbao, Doinuzahar de Durango y la orquesta ProArte de Madrid, todos ellos bajo la dirección de Daniel Garay, revivirán el próximo 23 de septiembre la música que escribieron tres notables maestros de capilla catedralicios que fueron testigos de los profundos cambios estéticos y formales que se produjeron en la música española durante el tránsito entre el Barroco y el Clasicismo.
 
Dadas las peculiares características geográficas que tuvo la Diócesis seguntina durante esta época, no debe sorprender que los tres maestros que protagonizarán el concierto del día 23 de septiembre, fueran naturales de tres provincias diferentes: Soria, Zaragoza y Guadalajara.
 
Salvador de Sancho Iturmendi
Nacido en Medinaceli, Soria, hacia 1687 y muerto en Sigüenza el 11 de agosto de 1754, Salvador de Sancho Iturmendi fue maestro de capilla en la Colegiata de Santa María de la Asunción de Medinaceli entre 1717 y 1725 y en la Catedral de Sigüenza entre 1725 y 1754. Son más de sesenta las obras de Salvador de Sancho que se reparten entre los archivos Histórico Diocesano de El Burgo de Osma y el de la Catedral de Sigüenza, que serán próximamente editadas en dos extensos volúmenes por la Diputación de Soria. Además de un gran compositor, Salvador de Sancho fue también un gran formador de músicos.
 
Acacio Garcilopez de la Peña

Sin duda alguna, las monumentales Vísperas de Nuestra Señora (compuestas por los salmos Dixit Dominus, Laudate Dominum y Beatus vir y coronadas por un Magnificat) constituyen la obra cumbre de Acacio Garcilópez de la Peña, maestro probablemente nacido en Argecilla (Guadalajara) hacia 1720 y muerto en Sigüenza el 12 de Noviembre de 1781. Garcilópez suplió a su maestro Salvador de Sancho Iturmendi al frente del magisterio seguntino entre 1743 y 1754, para después ocuparlo de forma titular desde el 12 de Agosto de 1754 hasta su muerte en 1781.
 
Juan Lorenzo Muñoz Sánchez
A día de hoy es una verdadera incógnita la obra musical, extensa por otra parte, del maestro Juan Lorenzo Muñoz Sánchez, nacido en Ariza, Zaragoza, el 15 de diciembre de 1760 y fallecido en Sigüenza el 16 de abril de 1838. Discípulo de Acacio Garcilópez, fue nombrado maestro de capilla de la Catedral seguntina el 11 de febrero de 1782, puesto que ocupó hasta el fin de sus días, si bien a partir del 15 de noviembre de 1832 se jubiló en el magisterio para pasar a desempeñar el cargo de “tesorero del dinero”, siendo sustituido interinamente en el magisterio por Urbano Aspa Arnao (Sigüenza, 1809 – Fuencaliente de Medinaceli, Soria, 1884), quien a la postre sería su sucesor titular al frente de la Capilla de Música tras su muerte en 1838.
 
Las tres agrupaciones musicales interpretarán este sábado, en la catedral, una selección de obras de estos maestros de capilla de la Catedral de Sigüenza en un concierto que será precedido, el viernes, día 22 de septiembre, a partir de las 20 horas, en El Pósito, por una conferencia del profesor Patxi García Garmilla, investigador de Musicología española, y principal valedor de estos sonoros descubrimientos, siempre contando con la inestimable colaboración del canónigo archivero de la Catedral, Felipe Gil Peces-Rata, en la que además de anticipar el concierto, hablará sobre los maestros de capilla de la catedral de Sigüenza desde 1725 hasta el siglo XX.
 
El concierto es fruto de la colaboración entre el Ayuntamiento de Sigüenza, el Cabildo Catedralicio y la Fundación Ciudad de Sigüenza, y es, además, un homenaje a la figura de Felipe Gil Peces-Rata.
 


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Cultura
 Comentarios

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
  
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de lacronica.net y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Para el mejor funcionamiento de este servicio, La Crónica de Guadalajara se reserva el derecho de suprimir aquellos comentarios que pueda considerar inadecuados, especialmente los que sean susceptibles de vulnerar la legislación vigente y los que, en su sentido más amplio, entorpezcan su utilización por el resto de los lectores de acuerdo con las normas generales de convivencia.
La Crónica de Guadalajara declina toda responsabilidad respecto al contenido de los comentarios publicados, que es exclusiva de sus autores, y facilitará la identificación mediante IP o con cualquier otro medio técnico a su alcance si así le fuera requerido por la Autoridad competente.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Autores  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales