Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
El Tiempo Guadalajara Búsqueda por palabras Búsqueda por etiquetas Suscripción   
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Martes, 16 de julio de 2019

La secta sexual de Sigüenza: dos “retiros espirituales” muy terrenales y una denuncia aún inconclusa

“Dios quiere tu culo”, plantea el Lama Losel a sus convencidas víctimas antes de penetrarlas
El Lama Losel, o Carlos Herranz Ortega, considerado el lider de la secta que ha tenido implantación en Sigüenza.
Actualizado 22 agosto 2018 20:10. Primera publicación 22 agosto 2018 10:44.
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a Google+Añadir a Linkedin+Compartir con Whatsapp ¿Algún error?Enviar por emailImprimir

 Temas relacionados
Juro por los dioses del periodismo que he intentado hacer de esto una noticia al uso. No ha sido posible. Por eso la inicio en primera persona, a diferencia de lo que se acostumbra a la hora de informar ajustándose al canon clásico. Las limitaciones de la inteligencia o la carencia de osadía, o incluso la falta de tiempo para dedicarlo y perderlo, me han impedido trenzar un reportaje, como algún otro ha hecho y otros más han copiado grácilmente, sin molestarse en contrastar lo escrito por el primero.

En Sigüenza ha actuado una secta de alto voltaje sexual, cuyo líder resume su doctrina en decirle a las señoras que "Dios quiere tu culo", orificio que él administraría a beneficio personal, como representante del Altísimo ante rebaño tan ardiente. De los diferentes testimonios obtenidos se podría concluir que, muy probablemente, la presencia de esta peculiar organización y sus adeptos en la ciudad se limitó a dos "retiros espirituales", a imagen y semejanza de los que más habitualmente han venido organizado en Madrid, así como en Burgos o Granada.

Lo más milagroso de las andanzas seguntinas de Carlos Herranz Ortega, también conocido como el "Lama Losel", es que éstas no sean conocidas ni comentadas por sus ocasionales convecinos, en una ciudad del tamaño de un pueblo y donde los secretos sexuales son los más compartidos en las tertulias.

De sus peripecias sí se sabe, y bastante, desde hace años en buena parte de España. Ahora, lo publicado en "El Español" días pasados ha servido para que otros digitales lo copien y, de paso, resucitar la variante local del caso.

En principio, de fuentes directas de la Guardia Civil se aseguró días pasados a LA CRÓNICA QUE no se estaba instruyendo nada al respecto en el Juzgado de Sigüenza, pues no les constaba denuncia alguna en sus dependencias ni se habría incorporado nada de lo investigado a ningún expediente judicial en la ciudad.

Advertidas esas fuentes por este diario de las diligencias previas iniciadas en 2017, con el número 298, por la juez titular, se matizó que "no ha habido ninguna denuncia ante la Guardia Civil", aunque admitieran que los denunciantes (dos mujeres, según parece) lo hicieran directamente ante el Juzgado, que aún no ha llegado a ningún desenlace sobre este caso.

Como ha podido confirmar LA CRÓNICA, guardias civiles en esta provincia han investigado, y mucho, a la secta y a su líder, cuya actividad en la actualidad estaría confinada en gran medida en Madrid.

De la capital de España habría llegado, precisamente, la solicitud de colaboración desde los servicios de información del Cuerpo Nacional de Policía, que hace años ya que están ocupados en las andanzas terrenales de este supuesto líder espiritual. De él,  otros medios dan por cierto que el tal sujeto se hace llamar ahora Arif o Swami Premananda, entre cuencos tibetanos como "atrezzo".

Hasta donde ha podido llegar este periodista, imposible encontrar a ninguna adepta seguntina de la secta, víctima o beneficiaria de los excesos sexuales que en ella se propician. Antes al contrario, el único testimonio de alguien que afirme reconocerle es el de un habitual de las misas de la catedral seguntina: "A este le he visto yo en misa y era de los que comulgaba", ha declarado a LA CRÓNICA, con rotundidad, esa persona. Cuestionable testimonio, aún proviniendo de una fuente muy solvente, para tan efímero paso por la Ciudad del Doncel.

Hasta ahí lo contrastado y lo verosímil. El resto puede encontrarlo el lector mediante una sencilla búsqueda en Google, procacidades incluidas.

Quedamos también a lo que nos puedan iluminar los lectores, con sus comentarios.
 


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Crónica negra
Lo que no debes perderte en Guadalajara...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales