Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Página inicioFavoritos
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Viernes, 19 de octubre de 2018

Lentejas con Rajoy

Actualizado 9 febrero 2018 12:39  
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   ¿Algún error?   |   Enviar  |     

 Temas relacionados
Lentejas madrileñas. Con Dorada a la Bilbaína, Crema Catalana y vino Viña Real Crianza de la Rioja Alavesa, Cosecha 2014 y café. Sin licor.  

Fue en el Foro ABC, en el Gran Casino de Madrid, patrocinado por Deloitte, presentado por Catalina Luca de Tena y con discurso del Presidente de Ferrovial Rafael del Pino.

Al principio, después de Luca de Tena y del Pino, las lentejas, que o las comes o las dejas. Las lentejas podían ser, acaso lo fueran con intención, una forma de poner en suerte a un Presidente del Gobierno que se presentaba con el pelo largo y una corbata de rayas horizontales, simulando unos escalones imaginarios por los que descender ideas, o ascender vaya usted a saber qué. A la sazón, la Secretaría de Estado de Comunicación distribuía las 12 páginas de un texto que leería, muy rápido, Mariano Rajoy.

El discurso, muy suyo: Lens culinaris, o lentejas, como nutriente político para alimentar a una audiencia que, en sala o a través del plasma, esperaba novedades.

Al principio, frases leídas con alguna morcilla, folios que pasaban; y, sin novedades, lo esperado: Indicadores positivos. Política económica que superó la crisis. Propósito de crear condiciones para que la gente viva mejor. Hoja de ruta. Empleo. Buen camino. Pacto parlamentario (en 2017) y acuerdo social. Voluntad de diálogo y acuerdo, un acuerdo urgente sobre los Presupuestos Generales del Estado de 2018. Acuerdo de financiación de las CC.AA, con sistema que garantice el acceso de los ciudadanos a Educación, Sanidad y Servicios Sociales, sin vaivenes por cambios de ciclo económico.

A continuación, novedades. En oleadas y a su ritmo. Al principio, afables: Voluntad de pactar los PGE 2018, aunque prorrogados los del 2017. Propuesta de acuerdo para el bienestar asentado en 4 ejes: Medioambiental, que afecta al agua, la energía y el cambio climático. Transformación digital de la economía, industria y servicios, atrayendo y manteniendo talento con un sistema de ciencia e investigación apegado a las necesidades del tejido productivo. E integración en una Europa abierta al mundo.

Después, propuestas incisivas: Atención al Sistema de Pensiones, con respuesta al problema de envejecimiento. Hacerlo combinando la protección pública con el impulso a la iniciativa de cada persona. Incentivar el ahorro como complemento de la pensión pública pero también para otros planes, como inversión de futuro a la que recurrir cuando sea necesario. Propuesta, este viernes al Consejo de Ministros, de aprobación de Real Decreto que permitirá que las personas que ahorran en planes y fondos de pensiones puedan recuperar todo o parte de lo ahorrado a partir de los 10 años de la aportación, con rebaja de comisiones pagadas a las entidades gestoras. Sistema de pensiones público garantizado, compatible con la iniciativa privada de ahorro, con planes privados que complementan el modelo de pensiones. Y respuesta al mayor desafío que ha soportado la democracia española, donde ha quedado claro: Que este Gobierno no cede a imposiciones. Que en España se cumple la Ley y que quien la incumple responde ante unos Tribunales de Justicia que, independientes, protegen los derechos y establecen las responsabilidades de los que se sitúan fuera de la Ley. Defensa de la negociación para que el “no” al 155 se transformara en un “si”, sin caer en el “partidismo”, previa a la convocatoria de las Elecciones que dieron voz a los ciudadanos. Mensaje de tranquilidad, mientras el nuevo Parlament (catalán) busca un President que pueda serlo o se repitan las elecciones si no lo encuentran, Cataluña no va a estar sin gobierno porque el artículo 155 garantiza que se atienden los servicios y las necesidades de los catalanes.
Terminó con una afirmación que, por sí misma, justificaba el acto: El PP puede cometer errores, pero es el único partido de España que pone la estabilidad del país por delante de sus interese electorales. A veces nos va mejor, y a veces peor. Pero a mí lo que me importa es que le vaya bien a España y a los españoles. Ese ha sido mi objetivo en política, y el objetivo del Partido Popular.

A continuación, como es norma en estos actos, un turno de preguntas, dirigido, o impedido, por el director del diario ABC, Bieito Rubido, más empeñado en suavizar aristas que en entrar en los temas importantes que habían planteado algunos periodistas y que fueron hurtados a Rajoy y a la audiencia.

En su lugar, alguna frase sobre: La aplicación del 155, (“Recibí instrucciones... tuve que valorar que se dijera que Sánchez y Rivera esperaban que no”). Cómo influyó el Rey (“Todos estuvieron a la altura”). Por qué no se intervino TV-3 (“Porque así lo aprobó el Senado”. Con cuatro asuntos, Hacienda, Seguridad, Embajadas y TV-3, se lograron los tres primeros). FLA (“Sirvió para mantener empresas”, explica el error de Rivera y lo interpreta con mimo ¿para no herir sensibilidades en C’s?). Quita a la deuda de las CC. AA. (Acuerdo con Montoro. El modelo de financiación actual es producto de un acuerdo que mantiene aunque no votara el PP). ¿Se premia a las CC AA que incumplen? (Se pretende salvar a todas). ¿Falta estrategia de Estado? (El mensaje del 155 es que los instrumentos sirven) ¿C’s no cheque en blanco? (El desencuentro con C’s pone en riesgo la Legislatura. Entre sus compromisos, está apoyar los PGE 2018. “Estoy muy tranquilo”) ¿Con quien cerveza, con Sánchez o Rivera? (“Con el que lleve mi ritmo”) ¿El PSOE remueve el franquismo? (“La transición fue positiva. Habíamos dicho vamos a mirar para adelante. No miraré al pasado, que cada uno haga lo que quiera”) ¿Estatuto del País Vasco y Derecho a decidir? (El PNV ha presentado sus conclusiones, el PP y Alonso otras) ¿Va a ser mujer el sustituto de De Guindos? (“No descarto que sea mujer, ni hombre”)

Al final, con ABC en su rol y justificado el acto con la frase “El PP puede cometer errores, pero es el único partido de España que pone la estabilidad del país por delante de sus intereses electorales”, las lentejas con Rajoy se transformaban en algo distinto: Un Presidente del Gobierno convertido en motivo sabroso y acicate entre legumbres:  Rajoy con Lentejas.
 
 


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de De mi cosecha

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Autores  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales