Las sanciones a los dueños de perros que incumplan la Ordenanza Municipal de Limpieza Viaria pueden llegar a los 200 euros. Pero no son muchos los casos en que eso se produce, incluso sin llegar a esa cuantía.

La responsable de Seguridad y Bienestar Social en el Ayuntamiento de Guadalajara, Encarnación Jiménez, reconoce que en 2016 se impusieron 20 sanciones, al año siguiente se alcanzaron las 37 y en 2018 no se han alcanzado ni la veintena.

Luego de precisar que este tipo de infracciones son muy difíciles de detectar, pues resulta complicado que un agente de la autoridad local pille 'in fraganti' al dueño de un animal que no ha recogido sus heces, Jiménez advierte que el Consistorio guadalajareño interpone un mayor número de sanciones por incumplimiento de la ordenanza reguladora de la tenencia de animales peligrosos, por el hecho de ir sueltos, sin bozal o por no tener licencia.

En el caso de las multas por esas otras incorrecciones a la hora de tener a los perros en las vías públicas, las sanciones oscilan entre los 250 y los 1.500 euros, el tramo más alto reservado para cuando comporta riego para la seguridad de las personas. En 2016 el Ayuntamiento formuló 116 denuncias; 260 en 2017 y casi 150 en el 2018, ha confirmado la edil a Europa Press para LA CRÓNICA.

Los excrementos, según en qué ciudad
El Ayuntamiento de Talavera de la Reina es el que tiene regulada la sanción más elevada con respecto a los dueños de perros que no recogen de la vía pública los excrementos de sus animales, en comparación con el resto de capitales de provincia y Puertollano.

Así, los propietarios que no retiren las heces de sus mascotas de las calles de la Ciudad de la Cerámica se enfrentan a una multa que puede ascender a más de 15.000 euros.

En el caso de Talavera de la Reina, el incumplimiento de la ordenanza municipal relativa a la protección de los animales de compañía y su tenencia deriva en infracciones, que califican de leves, graves y muy graves, con sanciones que van desde los 60,10 euros las leves hasta 15.025,30 las muy graves. La Policía Local también puede imponer sanciones que oscilan entre 100 y 900 euros, según ha explicado el concejal de Protección Ciudadana, Jonatan Bermejo, en función de la ordenanza municipal de limpieza viaria, con similar calificación de infracciones, de leves a muy graves.

En los dos últimos años, ha informado Bermejo, la Policía Local ha levantado unas 40 actas a propietarios de perros por no recoger los excrementos en la vía pública.
Además de reforzar la limpieza en los lugares más transitados por los propietarios de los perros y poner a disposición de los ciudadanos varias vías para comunicar las quejas a través de línea verde y el correo del ciudadano, el equipo de Gobierno talaverano desarrolla una campaña con la Policía Local y el Centro de Recogida de Animales con la Federación de Asociaciones de Vecinos de Talavera, con el título de 'Haz que tu perro se sienta orgulloso de ti', para tratar de solucionar el problema.