Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Página inicioFavoritos
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Jueves, 16 de agosto de 2018

Orea: SOS mundo rural (y una propuesta)

Actualizado 11 abril 2018 12:48  
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   ¿Algún error?   |   Enviar  |     

 Temas relacionados
La localidad de Orea, en pleno Alto Tajo, nos ha enseñado un camino que deberíamos recorrer con pleno convencimiento, intentando encontrar algún destino cierto para combatir la despoblación. Orea, en pleno desierto poblacional del Señorío de Molina, similar a la zona de Sigüenza y la Sierra de Guadalajara, ha organizado dos años consecutivos unas jornadas contra la despoblación que merecerían más atención.

Lo merecerían por algunas razones muy sencillas. Primera y principal, porque es verdad que tenemos un problema de primera magnitud en esta provincia, como en otras, con la despoblación; en segundo lugar, porque Orea ha demostrado que tiene sensibilidad y ganas de aportar algo positivo frente a un problema de Estado pero que, pese a todo, no parece preocupar mucho al Estado; y tercero, porque Orea  representada un territorio concreto, conocido, evaluable, que reúne todo aquello que podría ayudar a salir de ésta espiral de olvido y desolación: naturaleza y medio ambiente, patrimonio cultural y arquitectónico, costumbres y tradiciones, bosques, productos agroalimentarios exclusivos y excelentes...

Orea representa perfectamente a todo un conjunto de poblaciones rurales que han sufrido las consecuencias de la industrialización en España desde los años 50 a costa del medio rural, que les ha privado del bien más preciado, la población, pero afortunadamente mantienen intactos recursos naturales  excepcionales que hoy son demandados por la sociedad urbana de manera compulsiva, y este podría ser el principio de una solución a poco que crea en esa posibilidad el Estado y ponga en marcha algunos de sus ingentes recursos. Pero primero hay que creer en ello.

Y en Orea creen, firmemente, en estas posibilidades. Por eso ha abierto un camino de luz al diálogo, al debate, al encuentro y confrontación de ideas, proyectos, iniciativas que deberían tener alguna consideración a más largo plazo para dar estabilidad, proyección y futuro a esta gran propuesta SOS Mundo Rural. La alcaldesa, Marta Corella, lo tiene muy claro; su Corporación municipal también; el pueblo igual. Sería de esperar que las demás instancias implicadas estén en idéntica sintonía.

Orea debe seguir siendo el vértice de esta iniciativa que puede aportar mucho al Estado contra la despoblación. Reúne todo lo que se puede pedir en cuanto a recursos para facilitar desarrollo y nuevos empleos en el medio rural ligados al medio ambiente, a la ecología, al patrimonio natural como atractivos potenciales de un turismo incipiente pero ahora totalmente desestructurado.

Orea debería ser, de la mano de su alcaldesa y su Ayuntamiento y de todo un pueblo convencido de lo  que quiere y de lo que hace, y que cree en su futuro, el centro de una jornadas internacionales que acaben teniendo repercusión mundial.

Por eso, cabe sugerir a la Diputación Provincial, al Ayuntamiento de Orea, junto a la Comunidad de Real Señorío de Molina y su Tierra, que abanderen la convocatoria anual de unas jornadas internacionales  sobre despoblación, pues muchos países europeos también tienen grandes cosas que aportar, hasta convertir a Orea, el Alto Tajo, Molina y la provincia de Guadalajara en una referencia mundial sobre esta problemática. Y deberíamos hacerlo ya, a partir de la próxima edición.
 


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Entre Molina y el mundo

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Autores  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales