Ya ha sido nombrado quien será el vocal que forme parte de las futuras mesas de explotación, puesto que ha recaído en el alcalde de Sacedón y anterior presidente de la Asociación de Municipios Ribereños, Francisco Pérez Torrecilla, quien también es desde hace semanas diputado regional en Toledo.

"Estoy deseando que se nos escuche, hacer llegar al ministerio mes tras mes nuestra más sincera disposición para colaborar con agua de boca y nuestra más firme oposición a seguir alimentando la obscena maquinaria de una industria insostenible y egoísta con los españoles, como es la sobrexplotación agrícola del Levante, que tanto daño está ocasionando al Medio Ambiente", ha manifestado.

Castro, primer presidente
Borja Castro, alcalde de Alcocer y vicepresidente de la Asociación de Municipios Ribereños, ha sido escogido como nuevo presidente de la Mancomunidad de Aguas de Municipios Colindantes de los Embalses de Entrepeñas y Buendía. Le acompañará como vicepresidenta Maribel Díaz Fernández, alcaldesa de Chillarón del Rey, uno de los municipios que ha de ser abastecido verano tras verano con cisternas, a pesar de encontrarse a los pies del embalse de Entrepeñas.

Tras su nombramiento, Castro ha adelantado los primeros pasos que dará al frente de la mancomunidad, que pasan por nombrar un equipo de Gobierno. "Quiero conformar, cuanto antes, un equipo que recoja equilibradamente la idiosincrasia de la mancomunidad, reflejando ambos embalses, sendas provincias y sus intereses y necesidades comunes y propias", ha asegurado.

Para Castro, es importante "el ritmo con el que se están tomando decisiones y desbloqueando situaciones que han tenido atados de pies y manos demasiado tiempo a los ribereños".

"Es hora de que el trabajo de años fructifique y podamos, por fin, recepcionar las obras de Morillejo y tener voz en los futuros trasvases", ha afirmado.

La Mancomunidad está compuesta por los municipios de Albendea, Alcocer, Alocén, Auñón, Buendía, Chillarón del Rey, Cifuentes, Durón, Mantiel, El Olivar, Pareja, Sacedón, Trillo y Valle de Altomira, y gestionará el servicio de suministro de agua en alta para el abastecimiento desde la cabecera del río Tajo hasta sus depósitos locales.