Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Página inicioFavoritos
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Domingo, 21 de octubre de 2018

Rajoy y Guadalajara, más allá de unas fotos que nunca volverán

Actualizado 5 junio 2018 16:23  
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   ¿Algún error?   |   Enviar  |     

 Temas relacionados
Llevamos una tan larga racha de supuestos momentos históricos en España como para tener miedo fundado de todo aquel que nos presente, juntos en la misma frase, el sustantivo y el adjetivo fatídicos. Y si no, que se lo pregunten a Mariano Rajoy.

En apenas unos días, pasó del histórico momento de felicitarse y satisfacerse en público ante Carlos Herrera y en la COPE por los Presupuestos del Estado a dar paso al llanto, la desolación y el crujir de dientes y barbas. De entonces para acá, todo ha sido un no parar de ver y de intuir movimientos: tanto de quienes pugnan por colocarse, los que intentan recolocarse y quienes se conformarían, simplemente, con pasar desapercibidos.

Para otro momento habrá que dejar el análisis semiológico del video que recoge el abrazo de Pablo Bellido a Pedro Sánchez, como si no hubiera un mañana y como si nunca hubiera habido un pasado. Ocurrió en el Congreso de los Diputados, minutos después de culminado el asalto a la Presidencia del Gobierno y fue, si hay que definirlo, un abalanzamiento histórico culminado en abrazo y en choque de frentes más que de mejillas. Los pelillos, en la mar.
 


Lo que ahora toca es darle la despedida a Mariano Rajoy Brey y a los viejos tiempos. Y con él, a lo que nunca volverá. Para eso tenemos el archivo de LA CRÓNICA, donde permanecerá para los restos la pulpería de Arek y Herminia antes de que Herminia y Arek se trasladaran a la Plaza Mayor con aires dublineses.

Ahí los tienen, mírenlos: Mariano, Antonio, María Dolores, José Ignacio, José María... A Vicente Tirado se le ve como si no quisiera entrar en escena. O al menos, como si estuviera en escena con mucho menos ahínco del que ha demostrado en los últimos meses y que quizá no le sirva de gran cosa si vuelve Cospedal como aspirante al cargo que ya tuvo y no retuvo.

El tiempo congelado en las fotografías de aquel 4 de mayo de 2011 no volverá, no sólo porque Mariano Rajoy ya no valga y quede como un político más que desechable, desechado. No se repetirá, esencialmente, porque el bar que les acogió está cerrado desde hace mucho y sin visos de reabrir. Las cosas del mundo, que son mudables por su propia naturaleza.

En las próximas campañas electorales que se avecinan, habrá más cerveza, sí, pero los bares serán otros y los protagonistas, en casi todos los casos, serán distintos también.

Repetirse no siempre es bueno, como bien lo saben los amantes del gazpacho y como han ignorado sistemáticamente en el Partido Popular, hasta llegar incluso a la náusea parlamentaria. En el comino está la diferencia, dicen. Entre vascos y bascas, también.

Y en marcharse antes de que te echen, por encima y por debajo de cualquier otra consideración. Rajoy en el momento de su retirada cree haberse ido, pero la historia cuenta otra verdad. Ya era tarde para él y le han echado los acontecimientos, que mandan más que las voluntades.

Tampoco será el último que incurra en el mismo error. Ni en ser incapaz de disimular la cara que se te queda camino de tu propio funeral.

P.D.:
Sí, la cerveza le gustó y era una Mahou, de las que se hacen en Alovera, con agua del Sorbe. No todo en la vida han de ser malos recuerdos. El ya ni se acordará. Nosotros, los de LA CRÓNICA, para recordarlo estamos.


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de En pocas palabras

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Autores  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales