La soledad es la gran talladora del espíritu. Federico García Lorca