Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Página inicioFavoritos
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Sábado, 21 de julio de 2018

¡Son los salarios, estúpidos!

Coste de la mano de obra en Europa, según la infografía de Le Monde.
Actualizado 10 abril 2018 12:00  
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   ¿Algún error?   |   Enviar  |     

 Temas relacionados
Este lunes publicaba Eurostat la comparativa de los salarios en los diferentes países del continente. A cada cual, el suyo. Y el de España, por debajo de la media y entre los más bajos. ¿Ustedes se habían enterado? ¿Qué medios han destacado este dato, sepultado en la maraña de másteres, puigdemones e islas hondureñas para supervivientes con las que ir formando la actualidad informativa?

Han pasado muchos años desde que en 1992 trascendiera el célebre aspaviento de James Carville, aquel asesor de Clinton que sintetizó el fracaso de Bush en la campaña electoral frente a un desconocido gobernador de Arkansas, de bragueta fácil pero claramente más apegado al sentir de la calle: “¡Es la economía, estúpido!" espetó al orbe, para explicarlo todo. 

Aquí, hoy, un señor de barba blanca y pelo negro se empeña en cosechar agradecimiento porque la economía va bien. Como si le bastara con el apoyo de la gran empresa. A las urnas quien va a ir a votar es el funcionario de sueldos retenidos y, en muchos casos, contenidos; el jubilado de renta escasa e insuficiente para goyerías, así como el asalariado que hoy desearía ser mileurista en el mismo país en que, durante el boom inmobiliario, un sueldo inferior a los 1.000 euros se consideraba un oprobio. Ahora, para muchos es un objetivo inalcanzable, ni con horas extras.

Más arriba tienen el gráfico de la edición de "Le Monde" de este lunes, 9 de abril de 2018. No busquen algo similar en la prensa española. 

En el texto, recuerdan que los sueldos en España, y en Italia además de en Portugal y en Grecia, han venido estando estancados desde 2012 por el poco empleo y la mucha austeridad de las políticas. Ahora, el empleo crece, pero con nóminas de miseria. Siempre hay quien trague, porque la necesidad aprieta. Lo cual aprovecha a los que se aprovechan.

Mientras, nos desvela el periódico galo que el coste de la mano de obra se ha disparado un 17,1 % en Rumanía sobre el año pasado, un 12 % en Bulgaria, un 9,2 % en Hungría y un 8,4 % en la República Checa.

En pocas palabras: ¿Tenemos claro para lo que estamos quedando como país, como sociedad y como economía? ¿Quien lo ha organizado hasta la fecha está seguro de las consecuencias de futuro? ¿Quienes lo están consintiendo, también?

Con la galbana en la que se arrullan los tórtolos de La Moncloa, los de Ferraz y las centrales sindicales que hasta ahora mandaban en la calle y en las empresas hay que temerse lo peor. Pero no lo pagarán ellos. Lo pagaremos todos, en desgarrones sociales sin hilvanes que nos unan. Al tiempo. 
 


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de En pocas palabras

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Autores  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales