Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
El Tiempo Guadalajara Búsqueda por palabras Búsqueda por etiquetas Suscripción   
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Miércoles, 16 de octubre de 2019

Todo un precursor: cornudo y andando sobre dos patas, hace 115 millones de años

Era un pequeño pariente del Triceratops
Ejemplares de Auroraceratops.
Actualizado 16 julio 2019 13:17
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a Linkedin+Compartir con Whatsapp ¿Algún error?Enviar por emailImprimir

Un pequeño dinosaurio con cuernos pariente del triceratops, cuyos restos han sido identificados en China, presenta la particularidad de que andaba sobre sus dos patas traseras.

Los científicos han recuperado en los últimos años fósiles de más de 80 Auroraceratops individuales, llevando a este pequeño herbívoro a las filas de los dinosaurios más completamente conocidos. Ahora es uno de los pocos dinosaurios cornudos muy antiguos que se conocen a partir de esqueletos completos.

En una colección de artículos que aparecen como Memoir 18 en el Journal of Vertebrate Paleontology esta semana, investigadores de la Universidad de Pensilvania, la Universidad de Pensilvania de Indiana, la Academia China de Ciencias, la Universidad de Agricultura de Gansu y otras instituciones describen la anatomía, la edad, la preservación , y la evolución de esta gran colección de Auroraceratops.

Su análisis coloca a Auroraceratops, que vivió hace aproximadamente 115 millones de años, como un miembro temprano del grupo Ceratopsia, o dinosaurios cornudos, el mismo grupo al que pertenece triceratops. A diferencia de Triceratops, Auroraceratops es pequeño, mide aproximadamente 1,25 metros de largo y 44 centímetros de alto, con un peso promedio de 15,5 kilogramos. Si bien Auroraceratops tiene un volante y pico corto que lo caracteriza como un dinosaurio con cuernos, carece de los "verdaderos" cuernos y la extensa ornamentación craneal de triceratops.

"Cuando vi por primera vez este animal en 2004, supe al instante que era un tipo nuevo que nunca se había visto antes y estaba muy entusiasmado con él", dice el paleontólogo Peter Dodson, autor principal del trabajo y profesor en la Universidad de Penn State. "Esta monografía sobre Auroraceratops es muy esperada".

En 2005, Dodson y sus antiguos alumnos, Hai-Lu You y Matthew Lamanna, nombraron Auroraceratops (en latín, "la cara cornuda del amanecer") en honor a la esposa de Dodson, Dawn Dodson. Junto con su compañero científico chino Da-Qing Li, ambos autores del trabajo actual, y colaboradores siguieron con el descubrimiento, identificando más de 80 ejemplos adicionales de la especie, desde crías hasta adultos.

Eric Morschhauser, autor principal que ahora está en la facultad de la Indiana University of Pennsylvania, se centró en caracterizar Auroraceratops usando este robusto conjunto de datos.

Auroraceratops representa el único dinosaurio con cuernos en el grupo Neoceratopsia (el linaje que lleva a los ceratopsianos de cuerpo grande, como Triceratops), desde el Cretácico temprano, con un esqueleto completo.

Los investigadores dicen que esta exclusividad es significativa, porque los dinosaurios con cuernos pasaron de ser bipedos, como sus ancestros, a ser los grandes animales cuadrúpedos con aspecto de rinoceronte que la mayoría de las personas consideran dinosaurios con cuernos en las últimas partes del Cretácico.

"Antes de este estudio", dice Morschhauser, "tuvimos que confiar en Psittacosaurus, un ceratopsiano más distante e inusual, para nuestra imagen de cómo se veía el último ceratopsiano bípedo".

Auroraceratops conserva múltiples características del esqueleto, como un fémur curvo y garras largas y delgadas, que se asocian inequívocamente con el caminar bipedalmente en algunos dinosaurios.

"Ahora puede proporcionarnos una mejor imagen del punto de partida para los cambios entre los ceratopsianos bípedos y cuadrúpedos", agrega Morschhauser.


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Crónica Friki
Lo que no debes perderte en Guadalajara...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales