Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Página inicioFavoritos
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Sábado, 17 de noviembre de 2018

Ubican en Villanueva de la Torre el origen de los viñedos de América

La investigación nació como un trabajo escolar, pero continúa
Viñedos actualmente dedicados en el Perú a la elaboración de pisco, aguardiente propio de aquel país.
Actualizado 9 julio 2018 12:02  
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   ¿Algún error?   |   Enviar  |   Comentar 0   

Guadalajara contraataca. Si hace varias décadas el doctor Ricardo Sanz intentó en vano pero con persistencia hacer ver que Cristóbal Colón tenía su origen en Cogolludo y no en Génova, ahora le toca el turno al cultivo de la vid en Sudamérica, al que algunos lo hacen surgir de una iniciativa con origen en Villanueva de la Torre, pequeño caserío durante siglos y hoy pueblo-dormitorio junto a Azuqueca de Henares.

Un estudio iniciado por la Asociación Cultural Artística e Investigadora (A.C.A.I.) del municipio campiñero, se ha fijado en un personaje nacido en la villa en el siglo XV, el capitán Hernando de Montenegro, que habría sido el primer viticultor del Perú, en 1551. Aseguran también haber descubierto una variedad de uva, desconocida hasta la fecha, que podría estar relacionada con el hallazgo.

El origen guadalajareño del vino del Perú no es el único ni el más compartido. Según otras fuentes, la primera vid habría llegado desde las Islas Canarias, por indicación de Francisco de Caravantes. Otros atribuyen los primeros caldos a otro conquistador con ganas de vino, en Cuzco. Más fundamento pueden tener, por meras razones geográficas, quienes atribuyen las primeras plantaciones exitosas de sarmientos a los colinizadores de Nueva España, miles de kilómetros al norte.

El proyecto local Máquina del Tiempo, que pretendía iniciar a los niños en el estudio de la Historia, sí que ha terminado implicando a investigadores que plantean ahora análisis de ADN para confirmar sus pretendidos hallazgos.

El Capitán Hernando de Montenegro, nacido en Villanueva de la Torre, es considerado en este pueblo como el primer viticultor del Perú y actualmente se está investigando si también fue el primero en llevar la vid. En su villa natal tuvo viñedo, concretamente en un lugar llamado “Valdeado” que, si bien actualmente no corresponde a ningún punto conocido como tal, sí que ha permitido localizar una bodega del mismo nombre, oculta por derrumbe, que estiman podría contener grandes tinajas.

Desde A.C.A.I. contactaron con Guillermo Toro-Lira, Investigador y escritor limeño, que estaba realizando la misma investigación desde Perú. Desde entonces han colaborado conjuntamente. El escritor está terminando su próxima obra, “Las viñas de Lima”.

Las vides del villanovense Montenegro se expandieron, según esta versión, por toda Sudamérica en la década de 1540 y serían la raíz genética mayoritaria de todas las variedades “criollas” americanas conocidas actualmente con una variedad de nombres sinónimos.

Actualmente existe un resto de escobajo del siglo XVI, que se encuentra en un Museo de Lima, que podría contener ADN susceptible de ser analizado. Desde la Universidad de California Davis se han ofrecido a realizar gratuitamente el estudio. En paralelo, se ha descubierto una variedad desconocida que será estudiada por los técnicos del Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal de Castilla-La Mancha, que visitarán Villanueva el 18 de julio.
 
En el invierno de 2018 se tomaron muestras de plantas localizadas en Villanueva de la Torre y fueron llevadas al IVICAM, previa autorización, para su posterior identificación de ADN. De las cuatro muestras mandadas, este fue el resultado: muestra A, Airén; muestra B, Garnacha; muestra C, especie desconocida; muestra D, Garnacha. Ese perfil genético desconocido correspondería a una variedad hasta ahora no documentada, localizada en tres viñedos del pueblo.


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Villanueva de la Torre
 Comentarios

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
  
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de lacronica.net y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Para el mejor funcionamiento de este servicio, La Crónica de Guadalajara se reserva el derecho de suprimir aquellos comentarios que pueda considerar inadecuados, especialmente los que sean susceptibles de vulnerar la legislación vigente y los que, en su sentido más amplio, entorpezcan su utilización por el resto de los lectores de acuerdo con las normas generales de convivencia.
La Crónica de Guadalajara declina toda responsabilidad respecto al contenido de los comentarios publicados, que es exclusiva de sus autores, y facilitará la identificación mediante IP o con cualquier otro medio técnico a su alcance si así le fuera requerido por la Autoridad competente.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Autores  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales