Ruiz Molina
Ruiz Molina, consejero de Hacienda de Castilla-La Mancha.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha anunciado que el periodo medio de pago a proveedores entre los meses de marzo y septiembre se ha situado en 24,21 días. Ese plazo “supone que la región encadena siete meses consecutivos abonando sus facturas 10 días antes que la media de las Comunidades Autónomas”.

La estadística no es propia ni tiene el riesgo de ser parcial, pues tiene el marchamo del Ministerio de Hacienda. Los datos oficiales sobre el periodo medio de pago a proveedores de las Comunidades Autónomas correspondientes al pasado mes de septiembre se han conocido públicamente este lunes.

Por debajo del límite de pago

De acuerdo con ese estudio, en septiembre el periodo medio de pago a proveedores de Castilla-La Mancha se situó en 23,01 días, mes en el que las Comunidades Autónomas abonaron sus facturas, de media, en 34,77 días. Por lo tanto, “la región en ese mes pagó a sus proveedores 11 días antes que el conjunto nacional”, informa en nota de prensa desde el Gobierno regional.

En concreto, la diferencia en estos siete meses entre Castilla-La Mancha y el conjunto de las Comunidades Autónomas se sitúa en 10 días, ya que el periodo medio de pago a proveedores de la región en este periodo fue de 24,21 días y la media del conjunto nacional asciende hasta los 34,01 días.

“Estos datos suponen además que Castilla-La Mancha sigue cumpliendo en estos siete meses con el límite legal de pago, establecido para las administraciones públicas en 30 días”, ha señalado con indisimulada satisfacción una fuente de la Junta.

Más información: