©Turismo Castilla-La Mancha / David Blázquez

Naturalea, descubre y siente el Parque Natural del Alto Tajo, en la provincia de Guadalajara. La Naturaleza ha trabajado durante millones de años para poner ante tus ojos el sistema de hoces fluviales más extenso de Castilla-La Mancha y uno de los más importantes de la Península Ibérica. Disfrutarás de una espectacular diversidad geológica, que ha hecho de estos parajes que sean merecedores de la distinción reservada por la Unesco para los más singulares: la figura de Geoparque.

Aguas turquesas, paisajes sobrecogedores, extensos pinares, anaranjados bosques de ribera en otoño. Su riqueza botánica y faunística hacen del Alto Tajo de Guadalajara un espacio natural de excepcional importancia desde el punto de vista de la conservación de la biodiversidad y el paisaje de Castilla-La Mancha.

Si eres de los que gustan de preparar con detalle sus viajes, descárgate desde aquí dos PDF muy interesantes:

• Una guía con la información esencial y detallada para el viajero
• Un mapa con todo lo más relevante, para que lo sitúes de un vistazo

Además, no debes dejar de consultar el programa de actividades VIVE TU ESPACIO por si quieres participar en alguna actividad gratuita organizada en el parque. También puedes con las empresas de turismo en la naturaleza de la zona, que te ayudarán a descubrir, valorar y disfrutar cada espacio.

Sobre el terreno, descubre todos los valores y posibilidades de este espectacular parque natural desde sus cuatro Centros de Interpretación, situados en los municipios de Zaorejas, Corduente, Checa y Orea. En cualquiera de ellos podrás descubrir los valores del parque y obtener información sobre los 29 senderos interpretados, las actividades organizadas y sobre sus 8 áreas recreativas donde poder descansar en su recorrido.

Échate al camino y admira la fauna que te rodea

©Turismo Castilla-La Mancha / David Blázquez

El otoño se presenta como la oportunidad ideal para descubrir la fauna del parque, la observación de sus grandes rapaces como el buitre leonado y el alimoche, la amenazada águila perdicera o el halcón pelegrino. También es el momento de oír y ver la espectacular berrea del ciervo.

Y si lo tuyo es andar y ver, tampoco lo dudes: practica el saludable senderismo y conoce la geología de este parque por sus georrutas y senderos.

Especialmente interesante para conocer el parque es el sendero GR113 del camino Natural del Tajo, que discurre por más de 1.000 kilómetros a la vera del río más largo de la Península Ibérica. El sendero es idóneo tanto para hacerlo a pie como en cicloturismo. Se inicia en Albarracín, cerca del nacimiento del Tajo, y va recorriendo el tramo alto del río. Son aguas rápidas y limpias, entre paisajes de montaña, dominados por escarpes y cortados rocosos de sabinares y pinares. El complemento perfecto lo encontramos a ras de suelo, en los parajes del fondo del valle, con grandes bosques de pino laricio, bosques de ribera, tierras de labor y olivares.

Estas zonas, protegidas dentro del Parque Natural del Alto Tajo, son refugio de aves rapaces como el águila real, el águila perdicera, el alimoche y el buitre leonado.

El GR-113 se introduce en el Parque Natural del Alto Tajo por el mojón de las Tres Provincias, en el Monte de Sierra Molina, dentro del término municipal de Checa. Discurre por los pueblos de Peralejos de las Truchas, Poveda de la Sierra, Peñalén, Zaorejas, Villar de Cobeta, Armallones y Oter, abandonando el Parque Natural por Carrascosa de Tajo.

Una sugerencia especial: aprovecha este camino para conocer la zona menos conocida del parque, que está espectacular en otoño. Aguas abajo del Puente de San Pedro el parque y su entorno es un espectáculo magnífico. Visita la Dehesa de Olmeda de Cobeta, el Puente de Taguenza, las salinas de Saelices de la Sal, el entorno de Valtablado-Arbeteta, Los Ceños…

Del paisaje, al paisanaje: el eterno recuerdo de los gancheros

©Turismo Castilla-La Mancha / David Blázquez

Cuando llegas al Alto Tajo, admiras el paisaje y disfrutas de la huella dejada por generaciones de personas que supieron ahormar esta tierra sin destruirla.

Puedes conocer los antiguos oficios que nacieron aquí, como las ya citadas salinas de Saelices de la Sal; los resineros y antiguas resineras en ruinas; el Museo de la Ganadería, en Checa; en el centro de interpretación del Sequero, en Orea, que te recuerda todo lo que giraba alrededor de los aprovechamientos forestales. Y sobre todo, los gancheros que forjaron su leyenda en el cañón del Tajo, desde Zaorejas y Peñalén hasta Peralejos. Esta actividad, declarada Bien de Interés Cultural en Castilla-La Mancha, optará a ser Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. De los oficios de valor etnográfico de la comarca, sólo el de los gancheros está perdido. O quizá tampoco… porque su recuerdo permanece muy vivo.

Practica el turismo sostenible en primera persona

Apuesta por el turismo con sostenibilidad, con consumo responsable y de proximidad, utilizando alojamientos, establecimientos y empresas acogidos al “Sistema de sostenibilidad turística en Red Natura 2000” que se está implantando en diversos espacios de la región y que ya está operativo en el Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara, así como  la Carta Europea de Turismo Sostenible en el PN del Alto Tajo.

Estos sistemas de sostenibilidad turística son un marchamo para los espacios Natura 2000 que han integrado la sostenibilidad y la conservación de los valores naturales en la gestión de su uso público y a las empresas turísticas que cumplen con dichos requisitos de gestión contribuyendo a la conservación de forma práctica.

Se fundamenta en la colaboración entre los empresarios turísticos y los gestores de los espacios en cuyo entorno operan, lo que permite:

  • A los empresarios, configurar su actividad en torno a la sostenibilidad, asegurando la preservación de los recursos que son su sustento, y permitiéndoles transmitir mejor su valor a sus clientes.
  • A los visitantes, una mejor experiencia basada en el conocimiento de los valores naturales que son objeto de su visita, y la satisfacción de contribuir con ello a la preservación de los mismos con todas las garantías de sostenibilidad.
  • Al gestor del espacio a tener la seguridad de que la actividad de turismo de naturaleza que se realiza en su espacio es compatible con un estado de conservación favorable de sus valores naturales, y contribuye al desarrollo local sostenible.

En Castilla-La Mancha, en los parques naturales de la Sierra norte de Guadalajara y del Alto Tajo ya hay numerosas empresas turísticas y alojamientos adheridos a estos sistemas.

¡BÚSCALAS PARA VIVIR TU EXPERIENCIA!


Información realizada con el patrocinio de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.