Iglesia de San Nicolás, en el centro de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Iglesia de San Nicolás, en el centro de Guadalajara. (Foto: La Cró[email protected])

Han sido casi nueve meses de obras y las dimensiones de la reforma justifican sobradamente el tiempo empleado para llevarlo a cabo. San Nicolás el Real, una de las iglesias más conocidas y relevantes de Guadalajara, vuelve a recibir a fieles y curiosos desde este jueves, 7 de abril de 2022. Durante las obras, la actividad litúrgica de la parroquia se ha venido haciendo en la iglesia del Carmen, próxima al conocido templo de la plaza del Jardinillo.

Suelo radiante para calentar las tres naves de la iglesia de San Nicolás.

Las principales mejoras realizadas han sido en el solado, enteramente renovado y dotado de una red de calefacción por suelo radiante; el saneamiento de humedades, la pintura de todo el templo y unas nuevas instalaciones de megafonía e iluminación.

De imponente traza jesuítica, San Nicolás ha sufrido siempre las consecuencias de un insidiosa humedad en sus muros, que se ha intentado amortiguar con este proyecto.

Lucha contra la humedad en la parroquia de San Nicolás.

Los feligreses están llamados a festejar la vuelta a disposición del templo con un acto de acción de gracias a tener «hacia finales de curso», según planean los párrocos Juan José Calleja y Juan Antonio Fernández. Al mismo tiempo, animan a contribuir con algún donativo a la financiación de la rehabilitación.

El detalle de las obras realizadas se puede recordar en un extenso artículo de la web parroquial desde este enlace.

Más información: