6.5 C
Guadalajara
25 abril 2024
InicioPublirreportajesActívate este otoño con las mejores propuestas de turismo en Castilla-La Mancha

Actívate este otoño con las mejores propuestas de turismo en Castilla-La Mancha

En cada una de las cinco provincias de Castilla-La Mancha –Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo– te aguardan experiencias únicas, con centenares de opciones más que sugerentes para desconectar de la rutina, sumergiéndote de lleno en una asombrosa naturaleza. Si lo tuyo es el turismo activo y el ecoturismo, ¡tu cita este otoño es con Castilla-La Mancha!

-

¿Estás buscando planes o ideas diferentes, en contacto con la naturaleza, para disfrutar del otoño? Te desvelamos algunas de las incontables propuestas que te ofrece Castilla-La Mancha. Aquí puedes descubrir la zona volcánica más extensa de la Península Ibérica, ascender a cumbres que sobrepasan los 2.000 metros de altitud, perder el vértigo en una vía ferrata, surcar las calmadas aguas turquesas de las Lagunas de Ruidera o sobrevolar en globo castillos, molinos y dehesas… ¿Te lo vas a perder? Por si aún tienes alguna duda… aquí te ofrecemos todas las respuestas.

Caminos que se disfrutan al andar

Cruce de vías y caminos desde tiempos históricos, Castilla-La Mancha es un destino idóneo para disfrutar del senderismo. Son muchas las rutas y sendas señalizadas, desde itinerarios de apenas unos pocos kilómetros (perfectos para una mañana) a grandes recorridos, pensados para completarlos en varias etapas.

Buena parte del histórico Camino del Cid atraviesa el norte de Guadalajara, pero también puedes recorrer los caminos que llevan hasta Guadalupe. ¿Quieres más? Lo tienes…

Ahora, en otoño otras muchas rutas te aguardan en todo su esplendor. Podrás dividirlas en varias jornadas, como la Senda de Viriato (GR-63), la Vuelta a la Manchuela (GR-64), la ruta de los Pueblos de la Arquitectura Negra, en el norte de Guadalajara (GR-60), el Sendero del Río Mundo (GR-67) o los Caminos Naturales del Tajo y del Guadiana, que acompañan durante todo su trazado a estos dos cursos de agua.

Andando entre volcanes

Entre los innumerables enclaves que unen la belleza del otoño y todo lo necesario para la buena práctica del senderismo, merece una especial mención la comarca volcánica del Campo de Calatrava, en el corazón de la provincia de Ciudad Real. Anota, entre otras, las siguientes paradas: el volcán de Cerro Gordo, el volcán de la Posadilla, el volcán del Cerro de Santa Cruz, o lagunas como la de Michos, Peñarroya y el Maar de Hoya de Cervera. Consulta las visitas y rutas guiadas que se realizan en estos y en otros lugares de interés geológico de esta fascinante zona.

(Foto: Turismo de Castilla-La Mancha / David Blázquez)

A golpe de pedal, en familia

En una o en varias etapas también, disfrutar encima de la bicicleta las comarcas de Castilla-La Mancha te llevará a admirar los paisajes más cautivadores y al lado de los tuyos. ¿Cómo? A través de las Vías Verdes de Castilla-La Mancha.

Sin apenas desnivel, estos antiguos recorridos ferroviarios constituyen hoy en día una opción inmejorable para iniciarse en el cicloturismo, en familia. La Vía Verde de la Sierra de Alcaraz es posiblemente la más entretenida, dada su longitud (74 kilómetros) y la diversidad de ecosistemas que atraviesa. Si estás en forma, no dejes de explorar el Alto Tajo y la Serranía de Cuenca, dos de los más extensos y destacados espacios protegidos de Castilla-La Mancha. Las opciones para rodar y pedalear en plena naturaleza son aquí casi infinitas. Te aguardan divertidas y cómodas pistas entre bosques teñidos de mil y un colores, en el apogeo del otoño, y escarpados farallones rocosos.


Al encuentro de las primeras nieves

«Por los Santos, nieve en los altos», dice el refrán, que no siempre se cumple con escrupulosa precisión pero que nos orienta sobre lo que está por venir. Qué mejor ocasión, por tanto, que prepararte para ir al encuentro de estas primeras nevadas sobre las distintas zonas de alta montaña de Castilla-La Mancha. Porque montañas hay en la región, y muchas, incluyendo un atractivo repertorio de “dosmiles”, tanto en el noroeste de Guadalajara como en los confines más meridionales, en la Sierra de las Cabras. No debes dejar de encaminarte, en concreto, a la Sierra Norte de Guadalajara, con su extenso parque natural emplazado en las estribaciones del Sistema Central. Aquí te aguardan, entre otras elevaciones señeras, las dos cumbres más prominentes de Castilla-La Mancha: el Pico del Lobo (2.274 metros) y El Cerrón (2.197 metros). No muy lejos, algo más al sur y sin abandonar esta serranía, sobrepasa también el límite de los dos mil metros de altitud la montaña más emblemática y querida por los guadalajareños: el pico Ocejón (2.049 metros), con su inconfundible perfil desde la distancia y desde donde contemplarás una de las mejores panorámicas de la Sierra de Ayllón.

A esta foto la bautizaron como "Iglú alcarreño y el pico Ocejón". Es de @raulraulfoto en Instagram
A esta foto la bautizaron como «Iglú alcarreño y el pico Ocejón». Es de @raulraulfoto en Instagram.

¿Quién dijo vértigo?

Los amantes de la escalada encontrarán en Castilla-La Mancha un verdadero paraíso: son muchos, y muy variados, los enclaves en los que practicar este deporte; algunos de ellos, de merecida fama a escala nacional, se han convertido en lugar de peregrinación para numerosos escaladores, especialmente durante los fines de semana.


Entre otras muchas opciones, te recomendamos dirigirte a la hoz del río Gritos, en tierras conquenses, cerca de Valeria, localidad que atesora un importante yacimiento romano, visitable. Los escarpes y cortados calizos de esta hoz fluvial te resultarán perfectos para practicar la escalada, con vías de todos los niveles. Dado el riesgo que entraña, eso sí, salvo que tengas ya mucha experiencia, diríamos que es imprescindible ir en compañía de guías y profesionales. En la región encontrarás muchas empresas de turismo activo que organizan actividades de escalada, ofreciéndote todo el equipo necesario (como el casco y las cuerdas); de este modo descubrirás los mejores lugares y disfrutarás con total seguridad.


Durante los últimos años se han ido habilitando y equipando además diferentes vías ferratas, emocionantes itinerarios que discurren por cortados y vertiginosos roquedos, dotados con diversos elementos para hacer estas rutas mucho más accesibles y seguras: pasarelas, cables, peldaños, clavijas e incluso puentes colgantes, que te permitirán vivir una experiencia única. Entre las más conocidas están las vías ferratas de Priego, del Ventano del Diablo, de Sacedón, de Nerpio o del Puente de Vadillos. Consulta, al igual que indicábamos para la escalada, las empresas locales que organizan recorridos guiados por estas vías ferratas.

Deportes náuticos, también en otoño

Fuera de la temporada alta, que comprende los calurosos meses estivales, el otoño resulta asimismo muy apropiado para practicar diferentes deportes náuticos… ¿por qué no? Con unas temperaturas más suaves, esta estación te brindará la oportunidad de disfrutar del sosiego de nuestras lagunas y embalses, parajes de enorme valor natural.


Te proponemos, por ejemplo, navegar en las tranquilas aguas, de inverosímiles tonalidades, del Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, ya sea en piragua o en paddle surf. Pero puedes practicar estas y otras actividades náuticas (como la vela o el windsurf) a lo largo y ancho de Castilla-La Mancha: en el oeste de Guadalajara se emplazan los embalses de Bolarque y Entrepeñas; algo más al sur, extendiéndose por la provincia de Cuenca, el embalse de Buendía; y en Toledo, el embalse de Cazalegas atrae a numerosos visitantes.

(Foto: Turismo de Castilla-La Mancha / David Blázquez)

Sin miedo a volar

Ascender a las alturas en globo, un día despejado, deleitándote con los colores del otoño, puede ser una de las vivencias más inolvidables. Especialmente, si sobrevuelas parajes y lugares tan asombrosos como el castillo de Calatrava la Nueva, los molinos de viento de Consuegra o de Campo de Criptana, las dehesas del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, las hoces del Cabriel o el casco histórico de Cuenca y sus cortados rocosos.


Y si eres aún más intrépido, no dejes de lanzarte en parapente desde La Muela de Alarilla. En el entorno de este inmejorable balcón natural, desde el que se divisa gran parte de la provincia de Guadalajara, encontrarás varias empresas especializadas que organizan vuelos para todas las edades y niveles. ¿Se te ocurre un plan más emocionante, para disfrutar de nuestro medio natural?

(Foto: Turismo de Castilla-La Mancha / David Blázquez)

Información realizada con el patrocinio de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.