Un número indeterminado de personas han sido víctimas en las últimas semanas en Guadalajara del timo del tocomocho, uno de los más clásicos de cuantos se practican y que tiene por víctimas preferentes a las personas de más edad.

En la Comisaría de Policía se tiene constancia de sólo dos denuncias pero, como suele ser habitual en estos casos, no siempre los afectados acuden a las dependencias policiales sino que optan por ocultar incluso ante sus familiares el haber sido engañados.

El tocomocho básicamente, en hacer creer a la presunta víctima que la persona que contacta con ella ha sido agraciada con un importante premio de la lotería nacional o algún otro sorteo, y que por algún motivo, se ve en la imposibilidad de cobrar dicho premio.
 
Mediante engaños y excusas, los delincuentes consiguen que la víctima  junto con otras personas -que en realidad son cómplices de la persona que inicia la estafa- aporte una importante cantidad de dinero con el objetivo de canjearlo por los boletos premiados, para su posterior cobro.
 
Estos delincuentes suelen acompañar hasta las entidades bancarias a las víctimas, incitándoles a que realicen un reintegro de dinero para luego, con algún pretexto y una vez que obtienen el botín, separarse de su víctima y abandonar el lugar. En el momento en que la víctima no vuelve a ver a los estafadores, se percata de que ha sido objeto de una estafa.
 
De los dos hechos ocurridos y denunciados en la ciudad en las últimas semanas ya se ha procedido, por parte de funcionarios de la Policía Nacional encargados de su investigación, a la identificación de los presuntos autores y se están realizando las gestiones pertinentes para su detención.