Los difusores han vuelto a funcionar en la Calle Mayor, coincidiendo con esta última racha de altas temperaturas. La imagen es de este viernes. (Foto: La Crónic@)
Los difusores han vuelto a funcionar en la Calle Mayor, coincidiendo con esta última racha de altas temperaturas. (Foto: La Crónic@)

El mes de julio termina este lunes con 20 provincias de nueve comunidades autónomas en riesgo (amarillo) por altas temperaturas, con máximas de hasta 40ºC, según el pronóstico de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El calor pondrá en alerta amarilla a Córdoba, Granada, Jaén, Málaga, Sevilla, Huesca, Zaragoza, Ávila, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Lérida, Tarragona, Cáceres, Madrid, Valencia, Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas.

En el caso de la provincia, se esperan máximas de 37ºC a la sombra en la capital, en una jornada la de este lunes de cielos despejados con alguna nubosidad de evolución en las zonas de montaña por la tarde. Temperaturas con cambios ligeros, con máximas que superarán los 36 grados en la Alcarria. Vientos flojos, del noroeste al principio y final del día y del suroeste, más intensos, durante las horas centrales.

En general, este lunes, 31 de julio, festividad de San Ignacio de Loyola, las temperaturas máximas aumentarán en Canarias y en el tercio norte de la Península y descenderán en el sudeste, al tiempo que las mínimas bajarán en el nordeste.

En este contexto, se espera superar los 34-36ºC en el interior de la mitad sur peninsular y en zonas de Canarias, incluso los 38-40ºC en el Guadalquivir, mientras no se bajará de 24-26ºC en litorales de la Comunidad Valenciana y en puntos de Andalucía.

En gran parte del país predominarán cielos poco nubosos, si bien se formará nubosidad de evolución en el tercio oriental interior, con probabilidad de chubascos en el Pirineo oriental, sin descartarlos de forma dispersa en otras zonas interiores de Cataluña, interior de Valencia y en la Ibérica oriental.

También se prevén nubes bajas matinales en el área mediterránea oriental, sin descartar precipitaciones aisladas en el sur de Valencia, norte de Alicante y oeste de Baleares. Asimismo, en el Cantábrico podrían darse intervalos de nubes bajas dispersas, y en el oeste de Galicia tenderá a nublarse al final, con una pequeña probabilidad de precipitaciones débiles en el noroeste de Galicia al final del día.

En Canarias se esperan intervalos de nubes bajas en el norte de las islas de mayor relieve y nubosidad media y alta en las islas occidentales. También hay probabilidad de calimas altas en el archipiélago y en Melilla, y no se descartan nieblas matinales dispersas en zonas interiores de Galicia, este de la meseta Sur y Cádiz, así como nieblas costeras en el litoral de la Andalucía mediterránea.

Los vientos, por su parte, serán de componente oeste en la vertiente atlántica, área del Estrecho y medio Ebro, y predominará la componente este en el área mediterránea. Igualmente, se esperan alisios en Canarias, con rachas muy fuertes en los canales entre islas.

Comienza así una semana «de contrastes» en la que los primeros días serán muy cálidos, sobre todo en el este peninsular y Baleares, y a partir del jueves, con la llegada de una masa de aire frío para la época, tendrán lugar tres días con temperaturas inusualmente bajas para agosto en el norte y este peninsular, según ha precisado la AEMET.